En las épocas de frío es más común que el virus de la gripe se propague entre las personas

En las épocas de frío es más común que el virus de la gripe se propague entre las personas. Foto: Pexels

#paraquecaches

Si estás o estuviste con gripe, debes leer esta nota


David Landeta.
Redactor (I)
16 de enero del 2018  18:45

Quito ha soportado un frío intenso desde finales del 2017 y el inicio de este 2018. Al parecer las bajas temperaturas no llegaron solas, con ella los capitalinos se han enfermado y contagiado de gripe. Parece que el virus está al igual que algunas ideas sobre la enfermedad que ahora vamos a aclarar.

¿Existe más gripe durante las épocas frías? La doctora Cristina Arroyo explica que es más común esta enfermedad durante el invierno o cuando hace frío porque el virus sobrevive mejor en este tipo de climas y con el viento se propaga con mayor facilidad. Pero esto no quiere decir que la gripe solo exista en épocas frías, de hecho está presente en el ambiente durante todo el año.

¿Por qué? Una razón es que las bajas temperaturas hacen que estornudemos y tosamos más. Como el virus habita en nuestras sistema respiratorio se propaga con el viento y cuando las otras personas lo aspiran se contagian de la enfermedad, esto sucede una y otra y otra vez hasta que cientos de personas están enfermas y propagando el virus.

Existe otro factor, asociado con el frío, que también contribuye para que los casos de personas enfermas con gripe aumenten durante esta época del año. Cuando sentimos frío nos vemos obligados a encerrarnos en nuestra casa u oficina, junto a más personas y sin ventilación, si alguna de estas personas con las que compartimos ese lugar hermético tiene el virus es muy probable que sus acompañantes se contagien.

¿Gripe e influenza son lo mismo? Pues sí, la gripe es causada por el virus de la influenza. Pero sí existe una diferencia con el resfriado porque la gripe es más severa y con mayores complicaciones especialmente en personas con factores de riesgo como niños pequeños, embarazadas, tercera edad y enfermos crónicos, explica la doctora Arroyo.

¿Qué hay de la AH1N1? Esta infección respiratoria aguda es un subtipo de influenza altamente contagiosa. Por lo general, explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), se transmite a partir de cerdos infectados (es un virus que se origina en los criaderos de estos animales durante los inviernos), pero también puede contagiarse entre personas que tienen contacto cercano. Se puede identificar por los síntomas: por lo general, viene acompañada de fiebre mayor a los 38 grados, tos seca y dolor de garganta. No produce demasiada secreción nasal.  En Ecuador, 441 personas contrajeron el virus en 62 días; 22 han fallecido. 

Estas dos enfermedades también tienen una sintomatología diferente, en el caso de la gripe la fiebre es alta (entre 39 y 40 grados), dolor de músculos, cabeza y una intensa tos; además, puede venir acompañada de problemas de garganta, estornudos e irritación ocular. Por su parte, el resfriado casi nunca provoca fiebre, solo incluye tos, estornudos y dolor de cabeza, explica el doctor Manuel Linares en una nota publicada en el Diario El País de España.

¿Y la ‘sopita’ funciona? Esta noticia seguramente alegrará a las madres y abuelas de muchos. Según la doctora Arroyo sí funciona: “cualquier alimento caliente sirve para descongestionar las vías que están afectadas. Por ello es mejor tomarlos, también los líquidos ayudan a mover secreciones y eliminarlas. Entonces, cualquier líquido ayudaría”, concluye.

Pero existe un problema con la medicina casera, muchas personas piensan que tomar preparados que aumenten la temperatura del cuerpo puede ayudar, pero esto no es tan cierto. El aumento del calor corporal hace que el cuerpo se descompense y pierda líquidos con el sudor.

Finalmente las recomendaciones de la especialista son: en primer lugar no automedicarse, sobre todo con medicinas que disminuyan la secreción de mucosa, ya que por esta vía el virus sale del cuerpo, si se los detiene también se queda el virus adentro. Es importante acudir con un especialista antes de consumir alguna medicina. Si ya nos contagiamos del virus es indispensable evitar el contacto con personas de riesgo como niños o ancianos. Pero lo más importante es descansar para que el cuerpo se recupere.