El jugador de la selección de Colombia, Radamel Falcao, se lamenta tras la eliminación de su selección

El jugador de la selección de Colombia, Radamel Falcao, se lamenta tras la eliminación de su selección. Foto: EFE

#experimental

A Colombia tras la eliminación de la cita mundialista: ‘Olvídala mejor olvídala, arráncala de ti’

Redacción Afull. (I)

Cuando el encargado de logística de la selección de Colombia ya estaba pensando en la reservación de los boletos Moscú – Bogotá, llegó Juan Guillermo Cuadrado y con remate de cabeza marcó el gol del empate de su equipo ante Inglaterra, al minuto 93. Ese resultado les permitió a los colombianos definir la serie en la tanda de penales.

Al final, los cafeteros fueron eliminados del Mundial, pero se despidieron dando pelea hasta el último minuto. Les contamos las ‘emojiones’ del Mundial:

El showman

Yerry Mina hizo soñar a más de 50 millones de colombianos y otros millones más en Sudamérica. El defensa del FC Barcelona marcó un tanto al minuto 93 que permitió que los colombianos definan su partido ante Inglaterra desde el punto penal. Aunque los ‘cafeteros’ no pudieron superar los octavos, Mina dejó su pincelada de alegría en Moscú.

    

Es en serio

Todo el cotejo hubo fricciones entre jugadores ingleses y colombianos: cabezazos, manotazos, codazos fueron la tónica del compromiso. Una de las jugadas más bruscas sucedió a los 32’, Juan Guillermo Cuadrado y Harry Maguire decidieron resolver una disputa del balón a empujones. Esta acción, junto a otras, le restaron brillo al juego de las dos selecciones.

     

La polémica

El gol de Inglaterra llegó al inicio del segundo tiempo y se dio en una acción que no estuvo exenta de polémica. El árbitro del cotejo sancionó un penal para los ingleses por un empujón dentro del área. Harry Kane fue el encargado de patear el tiro de castigo y marcar el primero de los europeos.

    

¿Para qué te traje?

Al árbitro del compromiso, el estadounidense Mark Geiger, le faltó firmeza para dirigir el juego. Desde los primeros minutos permitió que los jugadores discutan entre ellos y también le reclamen por sus decisiones. En muchos puntos el control del cotejo por poco se le va de las manos cuando las dos selecciones empezaron a pelear entre sí.

     

El farrón

José Néstor Pekerman vivió de una forma especial la tanda de penales: las manos sobre sus ojos y no quiso ver las ejecuciones de sus dirigidos. Esa fue una buena decisión, porque así evitó sufrir demasiado, cuando Mateus Uribe falló el penal que dejó a los cafeteros afuera del Mundial.

     

Ese sí, un equipo

Colombia fue el equipo más destacado en la cancha, aunque no clasificó. Con garra, los sudamericanos lograron empatar el compromiso, también soportaron los alargues y solo se cayeron al final de los penales. No es poco, cuando tienes al frente a Inglaterra, uno de los equipos favoritos y con más historia de Rusia 2018.