29 de mayo de 2017 10:18

Indígenas y zapatistas designan a mujer candidata a la Presidencia de México

María de Jesús Patricio Martínez, de 57 años de edad, fue elegida como candidata independiente en la elección presidencial mexicana de 2018. Foto: Twitter @ivan_pavel_

María de Jesús Patricio Martínez, de 57 años de edad, fue elegida como candidata independiente en la elección presidencial mexicana de 2018. Foto: Twitter @ivan_pavel_

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Agencia AFP
San Cristóbal de las Casas

Los zapatistas y el Congreso Nacional Indígena (CNI) designaron este domingo (29 de mayo del 2017) a una mujer que practica la medicina tradicional prehispánica como candidata independiente en la elección presidencial mexicana de 2018.

María de Jesús Patricio Martínez, de 57 años de edad, fue elegida por aclamación en una asamblea en San Cristóbal de las Casas, en el sureño estado de Chiapas y donde en 1994 se levantó en armas el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) encabezado por el subcomandante Marcos, que ahora se hace llamar Galeano.

“No vamos por los votos sino por la reconstitución de nuestros pueblos”, clamó Patricio Martínez, originaria de la comunidad indígena de Tuxpán, Jalisco (oeste) , y que ahora es designada como “vocera” en espera de los tiempos electorales y de que su candidatura sea registrada y aprobada.

En la elección presidencial de 2018, por primera vez en México se podrán registrar candidatos presidenciales independientes siempre y cuando cumplan con requisitos legales; entre ellos el apoyo firmado de decenas de miles de electores.


“Vamos peleando por la vida y la vida incluye la tierra, el territorio, el agua. Queremos recuperar eso que nos ha sido arrebatado”, añadió la mujer, quien vestía ropas indígenas de color blanco bordadas y quien se dedica la medicina tradicional.

La aspirante a la candidatura, denominada ahora como “vocera” del CNI, fue designada tras reuniones a puerta cerrada celebradas a puerta cerrada en San Cristóbal de las Casas y en las que participaron 848 delegados de 58 pueblos indígenas del país.

Numerosos pueblos indígenas mexicanos enfrentan condiciones de rezago social y político, particularmente para las mujeres.

En 2016, Rosa Pérez, alcaldesa de la comunidad indígena de Chenalhó, vecina de San Cristóbal, fue obligada a renunciar acusada de corrupción aunque ella y la fiscalía estatal denunciaron que la razón era que los usos y costumbres del poblado prohibían que las mujeres gobernaran.

Pérez fue postulada como candidata por el Partido Verde para cumplir las cuotas de género que marca la ley y luego debía renunciar, a lo que se opuso, lo que generó el enojo de la grupos políticos de la comunidad, según denunció.

Pérez presentó un recurso ante el Tribunal Federal Electoral, que ordenó fuera reinstalada como alcaldesa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)