8 de noviembre de 2016 08:53

Un yihadista belga, supuesto coordinador de los atentados de París y Bruselas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El yihadista belga Oussama Ahmad Atar ha sido identificado por los servicios antiterroristas belgas como un supuesto coordinador de los atentados de hace un año en París y de marzo en Bruselas, informó este 8 de noviembre del 2016 el diario francés "Le Monde".

Desde su refugio en Siria, Atar, alias "Abu Ahmad", de 32 años, reclutó a los dos iraquíes que detonaron sus cinturones de explosivos junto al Estadio de Francia el 13 de noviembre de 2015, según esa información.

Además, también habría sido informado por los terroristas del plan de acción que tenían antes de hacerse explotar en Bruselas el 22 de marzo de este año.

Atar es el único que hasta el momento ha dejado rastro de su presunta implicación en la organización de los atentados, sobre todo a través de su nombre de guerra, "Abu Ahmad".

Gracias al testimonio de un terrorista que él mismo envió a Europa para atentar, los investigadores han podido saber que el alias corresponde a Oussama Ahmad Atar, que ya había sido mencionado en agosto en la prensa belga como posible "cerebro" de los atentados, detalla "Le Monde".

Sin embargo, los investigadores creen que Atar es uno más en la cadena de coordinadores de los atentados y que es posible que ni siquiera fuese el principal "cerebro" de las operaciones.

Los vínculos familiares del yihadismo europeo quedan de nuevo en evidencia: dos primos de Atar, los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui, supuestos coordinadores logísticos del 13-N en París, fueron dos de los suicidas de Bruselas, y su hermano Yassine fue detenido con una llave del apartamento donde se habían alojado los yihadistas.

En 2005, Atar fue condenado a diez años de prisión en Iraq por entrar de forma ilegal en el país y recluido en varias prisiones gestionadas por el Ejército estadounidense, entre ellas la de Camp Bucca, donde supuestamente habría coincidido con buena parte del germen de la organización Estado Islámico (EI).

Cinco años más tarde, una campaña internacional con el apoyo de diputados belgas y de Amnistía Internacional reclamó su liberación al estar supuestamente enfermo de cáncer de riñón, hasta el punto de que el propio Gobierno belga pidió a Iraq su excarcelación, que se produjo en 2012.

Tras regresar a Europa, Atar desaparece rápidamente del radar de los servicios de inteligencia para infiltrarse en el territorio controlado por el EI, y desde la ciudad de Al Raqa, feudo yihadista en Siria, comienza a dirigir los ataques en suelo europeo, siempre según "Le Monde".

Su nombre aparece por primera vez en la investigación un mes después de los atentados de París, cuando el argelino Adel Haddadi y el paquistaní Mohamed Usman, son detenidos en un campo de refugiados en Austria.

Entonces, ambos cuentan a la policía que fue un tal "Abu Ahmad" quien los reclutó en Siria para participar en una misión en Francia junto a los dos iraquíes que se hicieron explotar junto al Estadio de Francia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)