15 de mayo de 2017 09:06

Dos casas corren riesgo en La Tola, luego de que un muro se desplomara

A causa del colapso del muro de contención registrado la noche del domingo 14 de mayo, dos viviendas se encuentran en riesgo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

A causa del colapso del muro de contención registrado la noche del domingo 14 de mayo, dos viviendas se encuentran en riesgo. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 15
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Belén Merizalde

Angustiados, así se encuentran Margarita Iza y su esposo Patricio Piedra, luego de que parte de un muro de contención que sostenía su vivienda, ubicada en la calle Ríos y Pichincha, en La Tola, centro de Quito, se desplomara la noche del domingo 14 de mayo de 2017.

La tierra y los escombros cayeron sobre un parqueadero, en donde estaban tres vehículos y dos motocicletas, que fueron aplastados por todo el material que cayó.

Los afectados permanecieron en los exteriores de la vivienda toda la madrugada de este lunes 15 de mayo por precaución ante robos. Foto: Eduardo Terán

La familia no pudo hacer arreglos en la vivienda para evitar emergencias por las recientes lluvias. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

"Escuchamos un terrible estruendo y cuando salimos encontramos a los carros atrapados entre los escombros", indicó Daysi Suasnavas, dueña del parqueadero afectado.

Dos viviendas continúan en riesgo, pues la parte del muro que quedó en pie no se encuentra sujeta a nada. "Esto sabemos que va a seguir cediendo y ese es nuestro temor, las casas se nos pueden venir abajo", comentó Piedra.

Allí habitan ocho miembros de su familia, que durante toda la madrugada del lunes 15 de mayo permanecieron en los exteriores de la vivienda. "Las personas del Municipio nos ofrecieron un albergue, pero nosotros no queremos irnos, tenemos que cuidar nuestras cosas, porque los ladrones aprovechan estas situaciones para robar", dijo Iza.

Los afectados permanecieron en los exteriores de la vivienda toda la madrugada de este lunes 15 de mayo por precaución ante robos. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Los afectados permanecieron en los exteriores de la vivienda toda la madrugada de este lunes 15 de mayo por precaución ante robos. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La familia se encontraba lista para hacer algunos arreglos a la vivienda, precisamente para adelantarse a los estragos que ha provocado el inclemente invierno, pero no lograron iniciar por las fuertes lluvias de los últimos días. "Contraté a un maestro para que construya unas columnas y unos pliños, pero ya no se pudo hacer y ahora la afectación es fuerte y no tenemos recursos", comentó Piedra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)