15 de octubre del 2015 00:00

Michelle Bachelet pondrá sobre la mesa el apoyo de Correa a Bolivia

Rafael Correa Bolivia

El lunes pasado, Rafael Correa, Evo Morales y Nicolás Maduro defendieron una salida soberana al mar, para Bolivia. Foto: Jorge Abrego / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 70
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 29
Ana Guerrero
Redactora (I)
guerreroa@elcomercio.com

Cuando la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, llegue a Carondelet, a las 10:00, no solo la firma de convenios será el punto central del encuentro con Rafael Correa. En el país trasandino se entendió que el Mandatario ecuatoriano volvió a respaldar a Bolivia en su demanda por una salida soberana al mar. Varios ministros chilenos, entre ellos el canciller Heraldo Muñoz, anunciaron que Bachelet se lo planteará a Correa esta mañana.

Bolivia planteó el 2013 una demanda contra Chile en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, para que ese país negociara una salida “soberana” al mar. Chile impugnó la competencia del tribunal, pero este rechazó el recurso y decidió continuar con el proceso legal.

Al estar este caso en una instancia internacional de justicia, para el coordinador del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Andina, Michel Levi, cualquier manifestación de apoyo para uno u otro de los países involucrados “es algo muy delicado y una falta de tacto”.

En la práctica -dice- podría haber una repercusión o un resentimiento en las relaciones entre Chile y Ecuador, dos naciones con más de dos décadas de relaciones bilaterales. Además, ambas tienen ejes de cooperación en áreas como el cambio de la matriz productiva, educación, capacitación en seguridad penitenciaria, etc.

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, aseguró ayer que confía en que “a través de un diálogo entre los dos países” o por medio de “instancias judiciales internacionales, se pueda encontrar una solución amistosa entre dos gobiernos y dos pueblos que respetamos profundamente”.

A decir de Levi, así como no hubo injerencia de otros países en conflictos internacionales en los que el Ecuador estuvo involucrado, como el que tuvo con el Perú, tampoco se debería dar en el caso boliviano-chileno. A su vez apuntó que habría que definir si Correa manifestó su apoyo a título personal o a nombre del Estado ecuatoriano.

El Gobierno chileno aseguró que hoy se abordará el tema en el encuentro entre los jefes de Estado. “Habrá oportunidad para hablar de manera muy sincera sobre los temas en que no
estamos de acuerdo”, fueron las declaraciones del canciller Muñoz, quien acompaña a Bachelet en Quito.

Pero lo que ocurrió el lunes en Cochabamba, no fue la única vez que el Presidente ha expresado su respaldo a Bolivia. Ya en el 2013, antes de una reunión bilateral con el mandatario boliviano, Evo Morales, participó en un acto con miembros de organizaciones sociales bolivianas y expresó su apoyo a la centenaria demanda de Bolivia a Chile por una salida al océano Pacífico.

El pronunciamiento se dio en el marco de la reunión en donde los dos jefes de Estado pusieron un plazo a la Organización de Estados Americanos (OEA), para que se concretase la reforma al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Ese mismo año, Correa, durante una visita al Altiplano, dijo que “Bolivia tiene todo, pero le falta esa salida al mar y el compromiso de toda nuestra América es luchar por que se haga justicia con nuestra querida Bolivia”.

En esa ocasión, al igual que este lunes, los cuestionamientos no se hicieron esperar y se calificó a las declaraciones del Mandatario como una intro­misión política. El parlamentario Iván Moreira señaló que la actitud no era recíproca “con la colaboración que Chile ha dado en momentos de crisis al Mandatario ecuatoriano”.

En mayo del 2014 hubo otro pronunciamiento por parte de Correa. Aunque aseguró que sus declaraciones fueron tergiversadas. “Me parece muy injusto que la responsabilidad se le dé a Chile... He hablado siempre no solo de Bolivia, sino también de Paraguay”.

Por su parte, ayer, Muñoz, anunció la reformulación de la estrategia comunicacional de su país ante la demanda marítima boliviana presentada en la Corte Internacional de Justicia. Según difundió la prensa chilena, para enfrentar la nueva etapa del proceso judicial, “ahora haremos uso de todos los argumentos y de los elementos de carácter histórico, político y, por cierto, jurídico y todo ello sustentado en una fuerte base comunicacional”.

En la agenda de la Mandataria se contempla la IV Reunión de Consejo Interministerial Ecuador-Chile. Luego se dirigirá a Carondelet. Por la tarde, estará en la Asamblea.

El punto de vista de Rafael Correa

“Bolivia tiene todo, pero le falta esa salida al mar. El compromiso de toda América es luchar por que se haga ­justicia en nuestra querida Bolivia”.

Octubre del 2013

“Me parece muy injusto que la responsabilidad se le dé a Chile. He hablado siempre no solo de Bolivia, sino también de Paraguay”.

Entrevista a Radio ­Cooperativa, mayo 2014.

“Nuestro corazón para que se resuelva esto por medios pacíficos, como está ocurriendo felizmente entre dos países que queremos mucho”.

Octubre del 2015

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (8)