3 de febrero de 2017 00:00

Vigilancia a la reconstrucción por el terremoto del 16 de abril

Demoliciones en Bahía de Caráquez. Esta ciudad, junto con Canoa, Portoviejo y Pedernales fueron las más afectadas por el terremoto en Ecuador. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El terremoto del 16 de abril afectó a las provincias de Esmeraldas y Manabí. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Ecuador

La continuidad en la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril del 2016 es un eje prioritario para los ocho candidatos a la Presidencia.

El manejo de los fondos -USD 2 343 millones asignados hasta el momento, según la Secretaría del Comité de la Reconstrucción- es lo que más les preocupa. Para ello, proponen veedurías, fideicomisos y hasta sanciones si se detecta un uso indebido de ese dinero.

Las acciones se enfocan en los damnificados y en las 5 111 personas que aún permanecen en 23 albergues en Manabí y Esmeraldas. Espacios que se espera continúen hábiles máximo hasta mayo, según declaraciones de la ministra de Inclusión Económica y Social, Lídice Larrea, en enero del 2017.

Pero de continuar las réplicas del sismo de 7.8 grados
(3 285 hasta el jueves 2 de febrero del 2017) que todavía se registran y que en diciembre del 2016 causaron afectaciones en Esmeraldas, la situación de los albergados y damnificados podría variar.

Mientras tanto las obras continúan. El Gobierno espera construir 3 996 viviendas en 21 proyectos habitacionales. En terrenos urbanizados por el Estado ya se han entregado 924 casas, 1 386 en terreno propio, mientras que otras 13 307 han sido reparadas.

Para el área de salud (hospitales y centro de salud) se han asignado USD 162 millones y para educación, 180 millones.

‘Tres ejes para las dos provincias’
Lenín Moreno

Continuaremos con la reconstrucción y la reactivación económica. Revisaremos y evaluaremos la ejecución de esta inversión para corregir si fuera necesario. Los tres ámbitos clave son la vivienda, empleo urgente y ambiente. Fomentaremos el turismo en Esmeraldas y Manabí. Recuperaremos la pesca, agricultura y el comercio. Ampliaremos el crédito para pequeños y medianos productores.

‘La sociedad civil debe involucrarse’
Guillermo Lasso


Hay que hacer un diagnóstico de los avances para que la reconstrucción tenga continuidad. Crearemos la Subsecretaría de la Reconstrucción para atender de manera adecuada todos los aspectos. Promoveremos la participación del sector privado y de la sociedad civil. Para que la reconstrucción incluya generación de empleo y la inversión de las zonas afectadas, declararemos zona franca a Manabí y Esmeraldas.

‘Es un tema prioritario en la transición’
Washington Pesántez


No es justo que a casi un año del terremoto, la gente de Manabí, sobre todo, continúe sin techo. Debemos evaluar qué se atendió, qué no se atendió y sobre eso priorizar la inversión social. Tenemos que fiscalizar el dinero invertido en la emergencia. Se emprenderán acciones de recuperación de infraestructura y la ejecución inmediata de una reactivación económica a partir de las demandas de los ciudadanos.

‘Deben gestionar sus propios recursos’
Paco Moncayo


El terremoto tiene que servir para pensar en Manabí y Esmeraldas del futuro. El punto fundamental es crear la Corporación Soñar Esmeraldas y Soñar Manabí. Hay que apoyar la construcción de viviendas en un modelo que haga participar al Estado y a las personas. Dotar a las dos provincias de agua potable y alcantarillado. Con un crédito barato y aporte del Estado se puede dar un lugar digno para vivir.

‘Un manabita liderará la reconstrucción’
Abdalá Bucaram

Hay que crear un fideicomiso público manejado por la sociedad civil, con profesionales manabitas y miembros de los gobiernos autónomos descentralizados. Auditar y fiscalizar lo que se ha hecho con la plata del terremoto. Manabí es hoy una causa nacional al igual que Esmeraldas. Nuestro ministro de Obras Públicas será un manabita; deben ser ellos quienes puedan hacer un plan de reconstrucción.

‘El agro es clave en la reactivación’

Cynthia Viteri


Vivienda para dos grupos de beneficiarios: a quienes el Estado les construirá a costo cero por que lo perdieron todo y para quienes tienen terrenos propios, un Plan Nacional de Vivienda Popular. Es importante el agro y su reactivación. Se condonarán las deudas de hasta USD 5 000 con BanEcuador. Una vez que sean rehabilitados los agricultores, se les otorgará nuevos créditos para sus cultivos.

‘Condonar deudas y dar créditos’
Iván Espinel


Tiene que identificarse a quienes perdieron su patrimonio. Si hay pérdida total y tienen deudas en el sistema financiero tienen que condonarlas y dar créditos. Si lo perdieron parcialmente, hay que congelar su deuda y acceder a créditos. Establecer un fideicomiso para ver que el incremento del IVA se esté utilizando adecuadamente. Hay que declarar a Esmeraldas y Manabí como zonas francas jurídicas y comerciales.

‘Se continuará con los incentivos’
Patricio Zuquilanda


La reconstrucción será dirigida por un grupo principalmente de manabitas profesionales con apoyo de los ministerios. Se requiere una auditoría integral de la cooperación internacional y el establecimiento de un fondo especial por el lapso de 10 años hasta la reconstrucción definitiva. Se dará mayor énfasis a la planificación, diseño y ejecución de la obra física. Un plan de recuperación de familias y negocios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (5)