13 de junio de 2016 22:21

Nombres de las víctimas de la masacre de Orlando resuenan en vigilia

Varios edificios en Orlando se  iluminaron con los colores del arcoiris, símbolo de la comunidad LGBT, en honor a las víctimas de la discoteca Pulse. Foto: AFP

Varios edificios en Orlando se iluminaron con los colores del arcoiris, símbolo de la comunidad LGBT, en honor a las víctimas de la discoteca Pulse. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 10
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Los nombres de las 49 víctimas de la masacre de este pasado fin de semana en Orlando resonaron hoy, 13 de junio, en la vigilia celebrada en su honor en el corazón de esta ciudad estadounidense y a la que asistieron miles de personas, incluidos familiares y amigos de fallecidos.

En primera fila, junto al memorial creado en honor a las 49 víctimas mortales y los 53 heridos en el ataque, perpetrado supuestamente por Omar Mareen en nombre del grupo terrorista Estados Islámico, estaban familiares de Eric Ortiz y amigos de Amanda Alvear, alguno de los cuales sobrevivió a la masacre.

En una larga y emotiva vigilia, los familiares y allegados de las víctimas no pudieron aguantar las lágrimas cuando se leyeron los nombres de las víctimas.

Como el encuentro se realizó en la explanada frente al Ayuntamiento de la Ciudad, apenas a dos kilómetros de donde se produjo la masacre, los nombres de las víctimas, anunciados por megafonía, retumbaban en los edificios de la plaza, lo que aumentó la gravedad del momento.

El otro momento más emotivo fue cuando tocaron 49 campanadas desde una iglesia cercana en memoria de los fallecidos, y debido a la lenta cadencia tardaron en sonar más de cinco minutos, durante los cuales los asistentes sollozaban, se abrazaban entre ellos y algunos mantenían la mirada perdida mientras negaban con la cabeza.

La ceremonia acabó y comenzó con una actuación del Coro Gay de Orlando, que abrió el acto con el tema de la cantante Cindy Lauper "True Colors", convertido en un himno para la comunidad LGBT, que fue atacada en la masacre en la discoteca gay Pulse en la madrugada del sábado.

Con un marcado tono político, una veintena de dirigentes locales, activistas de los derechos de las minorías, líderes religiosos demandaron leyes contra la proliferación de armas de fuego en el país, como el rifle de asalto utilizado en el asalto a Pulse, considerada la mayor matanza con arma de fuego en la historia de Estados Unidos.

El imán Mohamed Musri, presidente de la organización American Islam, condenó en los "términos más graves" la "ideología de muerte y destrucción" de los terroristas y pidió a todas las comunidades islámicas de EE.UU. a manifestarse el próximo mes en Washington en contra de esta barbarie.

Joe Sanders, maestro de ceremonias y defensor de los derechos de la comunidad LGBT, lamentó que este ataque hubiese afectado de manera "desproporcionada" a los latinos homosexuales de Orlando y aseguró que Pulse es "más que una discoteca, es un lugar de reunión, de apoyo de la comunidad y para estar seguros".

Precisamente, los responsables del local nocturno enfocado en la comunidad gay dijeron que no cerrarán y serán "más grandes que nunca", pues el miedo no les va a "derrotar".

La vigilia contó también con la presencia de representantes de la comunidad afroamericana golpeada en junio de 2015 cuando un joven interrumpió en una histórica iglesia de la comunidad negra de Charleston (Carolina del Sur) y acabó con la vida de nueve feligreses negros supuestamente por odio racial.

La velada, durante la cual se realizaron varios momentos de rezo y silencio, concluyó con el coro gay de Orlando, que interpretó el tema "Youll Never Walk Alone", mientras varios edificios de la plaza eran iluminados por los colores del arcoiris, símbolo de la comunidad LGBT.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)