26 de agosto de 2015 17:21

Vester Lee Flanagan, el asesino de los periodistas obsesionado por el racismo

En la carretera interestatal 66, la policía estatal de Virginia encontró a Vester Lee Flanagan. Foto: AFP

En la carretera interestatal 66, la policía estatal de Virginia encontró a Vester Lee Flanagan. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 32
Triste 7
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 8
Agencia AFP

Antes de abatir fríamente, en vivo y en directo, a dos de sus colegas periodistas y luego suicidarse Vester Lee Flanagan, descrito como violento, había explicado que pretendía responder al racismo ojo por ojo, en especial a la masacre de Charleston.

"Lo que me hizo explotar es la matanza de la iglesia", escribió Flanagan en referencia al ataque que tuvo lugar en junio pasado en una iglesia de la comunidad negra de Charleston (Carolina del Sur, este), en la que nueve parroquianos negros fueron asesinados por el joven supremacista blanco Dylann Roof.

"En cuanto a Dylann Roof (...) ¿Quieres una guerra racial? Pues allá vamos", escribió en un manifiesto enviado por fax a la cadena de televisión ABC News.

Flanagan, que como periodista era conocido como Bryce Williams, asesinó en la mañana del miércoles a la reportera Alison Parker y al camrógrafo Adam Ward, de la cadena de televisión local WDBJ7.

Poco después de haber matado a sus dos excolegas y filmarse haciéndolo (Flanagan posteó luego los videos a las redes sociales)  justificó su gesto en una serie de tuits. Dijo, por ejemplo, que "Alison hizo comentarios racistas" y que a él le había indignado que la periodista "hubiera sido contratada a pesar de ello".

Nacido en 1973 y graduado en la Universidad estatal de San Francisco en 1995, luego de haber crecido en la vecina ciudad de Oakland, California, Flanagan sostiene que durante toda su carrera sufrió por su condición de afroamericano y homosexual.

En su manifiesto especifica que padeció "discriminación, acoso sexual" y diversos actos crueles en el trabajo. "Dice haber sido atacado por hombres negros y mujeres blancas (...) por el hecho que era afroamericano y homosexual", resume ABC News.

Polvorín humano

Bryce Williams había demandado penalmente a sus víctimas de este miércoles por discriminación racial, pero el director general de WDBJ7, Jeffrey Marks, descartó de plano las acusaciones.

Marks afirma que despidió a Williams -a quien califica de "hombre infeliz" - en febrero de 2013 luego de "numerosos incidentes vinculados con su violencia".

Durante su corto pasaje por la cadena (ingresó en marzo de 2012) se había forjado una reputación ambigua: por un lado la de hombre con el cual "es difícil trabajar" y por otro la de reportero "con talento y experiencia", recuerda el director del canal.

Entre 1993 y 1995, Williams fue empleado por KPIX, rama local en San Francisco de CBS News.

En su perfil de Linkedin, Bryce Williams, nombre bajo el cual estaba inscrito en esa red profesional, reporta que trabajó para varias cadenas de televisión de diversos estados de Estados Unidos desde mediados de los años 1990, pero también destaca su experiencia en terrenos como el marketing o la relación con los clientes.

Entre 2000 y 2002, por ejemplo, trabajó en el Bank of America y en la Pacific Gas and Electric Company. Antes, entre 1999 y 2000, había sido reportero para la cadena WTWC, que lo despidió por su "comportamiento bizarro".

"Era un buen presentador, un reportero bastante bueno. Y luego las cosas comenzaron a volverse algo raras", recuerda Don Shafer, que lo reclutó en la época.

Tras su despido, Bryce Williams entabló un juicio contra WTWC por discriminación. Según dijo, en la cadena lo habían tratado de "mono".

En su manifiesto, Williams, que se presentaba como testigo de Jehová, escribía: "El tiroteo en la iglesia fue el punto de inflexión... pero mi ira fue aumentando. Soy un polvorín humano desde hace bastante tiempo, a punto de explotar".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (8)