20 de febrero de 2016 17:27

Leve ventaja de Clinton sobre Sanders en caucus de Nevada con 50% escrutado

Hillary Clinton mantiene una apretada ventaja sobre Bernie Sanders en el caucus de Nevada, dentro de la primaria demócrata para las elecciones presidenciales en EE.UU. Fotos: Agencia AFP

Hillary Clinton mantiene una apretada ventaja sobre Bernie Sanders en el caucus de Nevada, dentro de la primaria demócrata para las elecciones presidenciales en EE.UU. Fotos: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia DPA

La ex secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton aventaja por un ligero margen al senador Bernie Sanders en los caucus (asambleas populares) celebrados hoy en Nevada, según los resultados con el 50 % de los votos escrutados.

De acuerdo con los datos ofrecidos por los principales medios de comunicación, con la mitad del escrutinio realizado, Clinton cuenta con una ligera ventaja con un 52 % de los votos, frente al 47,9 % del senador por Vermont.

Los demócratas celebran 250 caucus en todo el territorio de Nevada para escoger a los 43 delegados estatales que acudirán a la convención nacional del partido para elegir al candidato presidencial de esa formación.

En la ciudad de EE.UU. que no apaga las luces, donde los casinos siempre están abiertos y los bares no sirven últimas rondas, los demócratas, que celebran hoy sus caucus en Nevada, adaptaron el funcionamiento de sus asambleas a la singular economía de "24 horas" de Las Vegas.

Para facilitar que los trabajadores del sector servicios, que por su horario no podían asistir a su caucus asignado, pudieran mostrar su apoyo a los candidatos Hillary Clinton o Bernie Sanders, los demócratas dispusieron una serie de asambleas en el Strip de Las Vegas, la famosa avenida en la que se sitúan algunos de los casinos y hoteles más célebres de la "ciudad del pecado".

Uno de ellos fue el Caesars Palace, un famoso hotel y casino inspirado en la antigua Roma, aunque con el inconfundible toque "kitsch" de Las Vegas, en el que no faltan las columnas imperiales, leones alados, cuadrigas, coronas de laurel, mosaicos, fuentes y jardines de inspiración romana.

Desde primera hora de la mañana el casino fue el escenario en el que se cruzaban los jugadores más madrugadores de la ruleta, el black-jack, o las máquinas tragaperras con los simpatizantes de los aspirantes a la nominación demócrata para los comicios presidenciales, Clinton o Sanders, que se dirigían a la asamblea.

En la misma puerta del casino estaba Susana Duarte, que vino desde Los Ángeles, aunque no pueda participar en los caucus de Nevada, y que dijo a EFE que da su respaldo a Clinton "porque apoya mucho a los latinos" y porque tiene "mucha experiencia" para convertirse en la primera mujer en llegar a la Presidencia de EE.UU.

Con camisetas, carteles, eslóganes y chapas, por si hubiera que dar el último empujón a algún indeciso, partidarios de Sanders y Clinton competían cantando y gritando "Feel the Bern" o "Sí Se Puede" antes del inicio del caucus.

Virgina Macaleno es una enfermera de Las Vegas y contó a EFE que apoya al senador de Vermont porque defiende una cobertura sanitaria para todos, "desde el más pobre hasta el más rico", y porque Sanders se preocupa por "la clase media".

Al mediodía y en un piso superior del casino, lejos de las apuestas, el dinero y las leyes del azar, comenzó la asamblea demócrata del Caesars Palace, cuyo mecanismo democrático puede resultar artesanal para el no acostumbrado.

Empezó con el recuento manual de los asistentes, que permanecían de pie hasta que un encargado les asignaba un número y, entonces, se sentaban.

Fueron 278 las personas que se congregaron en el Caesars Palace, con una notable asistencia de latinos y negros, la mayoría trabajadores en casinos y hoteles, y hasta uno de ellos se presentó con el sombrero de chef en primera fila de la asamblea.

Con la división de los asistentes en función de su candidato preferido, se vio claramente que en esta asamblea Clinton gozaba de una mayoría aplastante (190), por lo que sus seguidores comenzaron a entonar con entusiasmo cánticos por su líder, mientras que los 81 que se decantaron en primer lugar por Sanders trataron de responder con gritos desde una esquina.

Tras los cálculos de la organización, que en todo momento dio las instrucciones en inglés y español, el resultado final en esta asamblea fue de 28 delegados para Clinton por 12 para Sanders.

No hizo falta por tanto recurrir al método, muy apropiado dada la filosofía de Las Vegas, que se contempla en las reglas del caucus demócrata de Nevada para los casos extremos de empate: jugarse la victoria a ver quién saca la carta más alta de una baraja.

Los demócratas prevén hoy celebrar 250 caucus en todo el territorio de Nevada, en los que podía participar cualquier persona registrada como votante demócrata, para escoger a los 43 delegados estatales que acudirán a la convención nacional del partido.

A diferencia de Iowa, donde Clinton obtuvo una victoria raspada, y Nuevo Hampshire, donde Sanders se impuso cómodamente, Nevada es un estado diverso en el que, por ejemplo, más del 25 % de la población es de origen latino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)