Venta de autos y licores se frena por cupos y tributos

Las concesionarias esperan las nuevas listas de precios para los vehículos por los cupos.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 87
Triste 9
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 166
Redacción Negocios

Los comercializadores de vehículos y licores aún se adaptan a las nuevas condiciones de importación y tributación para sus productos. Y mientras ello ocurre, sus ventas durante los últimos días han tenido una dinámica anormal.

Para el primer caso, el Gobierno recortó desde principios de este mes el cupo de importaciones de autos, que superó el 50% tanto en unidades como en montos. 
En cambio, para los licores, comenzó a regir, también desde este mes, una nueva fórmula para el pago del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE).


En ambos casos, como resultado de estas medidas se espera un incremento de precios que aún no se aplica plenamente.

Por ejemplo, para los vehículos, los importadores y los vendedores de las concesionarias han adelantado que los precios subirán, pero mientras se determina y calcula de cuánto será el incremento, las ventas son restringidas y en la mayoría de ocasiones solo se pueden reservar los modelos.


Esto, pese a que algunos vendedores indicaron que los nuevos precios estarían listos desde el fin de semana pasado.


En un recorrido realizado por este Diario en cuatro concesionarias de vehículos en el sur de Quito se constató que aún no se cuenta con una nueva lista de precios, lo que ha detenido las ventas en estos negocios.


En un concesionario de la marca Hyundai se prevé una nueva lista de precios en los próximos días.

Por ahora, los vendedores únicamente enseñan al cliente las características del vehículo, reciben reservaciones para el auto e indican como referencia el precio del año anterior.


Se puede dar un monto determinado para hacer la reserva del vehículo pero el precio final se dará a conocer próximamente a los clientes.


Por ello no pueden facturar al momento los modelos que tienen disponibles.


Una situación similar se vivió ayer en una concesionaria de la marca Toyota.

En ella se informó que ningún auto puede ser facturado mientras no se tenga claro cómo quedan las listas de precios, lo cual también se prevé para los próximos días.


En la misma línea los vendedores de una concesionaria Kia indicaron que no tienen aún la nueva lista de precios con la cual serán comercializados los vehículos. 


Mientras llega la nueva lista los vendedores dan a conocer las características de cada modelo y realizan pruebas de manejo. También, informan como referencia los precios anteriores pero aclaran que estos no serán los precios finales a la hora de hacer la factura.

En otra concesionaria de Chevrolet, ayer se esperaban directrices de General Motors Ecuador sobre los precios de los autos ensamblados localmente y los importados.
En esta marca, hasta la semana pasada se estaban vendiendo los autos con los precios del mes anterior. 


Para las personas que quieren comprar un auto, la situación es de incertidumbre.


Teresa Escobar, que recientemente se jubiló, estaba pensando en comprarse un auto este año pero detuvo su decisión.
Indica que no compró el vehículo el año pasado porque los precios ya estaban altos. 


Pero con los anuncios de que los autos volverán a subir piensa que ya no se va a decidir por esta compra.


Representantes de las marcas Nissan y Renault señalaron la semana pasada que como consecuencia de reducción de modelos disponibles, algunas pequeñas concesionarias podrían cerrar y en consecuencia perderse puestos de trabajo.


De acuerdo con datos de la Asociación Ecuatoriana Automotriz, hay pequeños importadores que vieron reducir su cupo hasta en un 95%.


Este es el caso de la firma Econocorp S.A. cuyo cupo de importación anual bajó de 22 unidades a un solo vehículo.
Representantes del sector automotor espera que las medidas adoptadas por el Régimen sean revisadas.


Los importadores de licores también han decidido detener sus ventas del producto que estaba para ser desaduanizado este año.


Esto lo indica el presidente de la Asociación de Importadores de Licores, Felipe Cordovez, debido a que no tienen certezas sobre el cálculo para el pago del ICE. 


La fórmula para determinar este impuesto fue reformada en la Ley de Incentivos a la Producción que comenzó a regir desde este año.


Cordovez aclaró que el SRI ofreció que el jueves les informará cómo se debe aplicar el nuevo cálculo. Mientras ello ocurre solo venderán los licores que quedaron en bodega del año pasado, afirmó.En Contexto

Al igual que en el 2009, la caída del precio del petróleo ha motivado la restricción de importaciones por parte del Gobierno para este año. Además de vehículos, el Régimen impuso una salvaguardia a los productos que llegan de Perú y Colombia de entre el 7 y 21%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (3)