21 de octubre de 2015 12:18

Venezuela plantea un barril de USD 88 sin formular un recorte de la producción

Venezuela propuso a los países de la OPEP que se fije el precio del petróleo en USD 88 y así evitar la caída del valor del crudo. Foto: Archivo/ AFP

Venezuela propuso a los países de la OPEP que se fije el precio del petróleo en USD 88 y así evitar la caída del valor del crudo. Foto: Archivo/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 4
Agencia EFE

El ministro venezolano de Petróleo, Eulogio Del Pino, propuso hoy, 21 de octubre del 2015, en Viena fijar una media de USD 88 para el barril de crudo con el fin de equilibrar el mercado, sin plantear en estos momentos una reducción de la producción petrolera.

El plan del presidente de venezolano, Nicolás Maduro, se centra "en un concepto de un precio de equilibrio (...) que garantice la sostenibilidad de la producción", dijo Del Pino a la prensa en la sede de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP).

Aseguró que la propuesta, expuesta ante representantes de países productores de crudo miembros y no miembros de la OPEP reunidos en un encuentro "técnico" en la capital austríaca, fue bien recibida, si bien concluyeron que requiere aún de estudios más detallados y que diferencien la situación en las diversas regiones.

Del Pino dejó claro que su país no esta proponiendo en estos momentos un recorte de la producción. "No estamos hablando de aplicar cortes. Estamos hablando de a qué precio vamos a sostener" la producción necesaria para satisfacer la demanda mundial de crudo, precisó.

"Por ahora, preferimos mantenernos en unos niveles de discusión técnica", añadió el también presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), quien habló de la posibilidad de una nueva reunión a finales de noviembre, también técnica y con competidores de la OPEP, para hacer un estudio "más en profundidad".

El ministro advirtió del riesgo de ciclos de volatilidad extrema de los precios cuando éstos son demasiado bajos y por ello los proyectos e inversiones en el sector dejan de ser rentables.
Con el tiempo la oferta cae y el consumo aumenta en proporciones que provocan un encarecimiento demasiado alto de la materia prima.

"Lo que nosotros planteamos es que eso no es bueno ni para los consumidores ni para los productores", señaló el ministro, quien insistió en la necesidad de tener "precios que sean económicamente rentables para la reposición de la producción".

En ese sentido, habló de tener en cuenta que ya ahora, tras el desplome en cerca del 50 por ciento del valor del oro negro desde mediados de 2014, se registran caídas de las extracciones en regiones y métodos de altos costes de producción.

La iniciativa venezolana contempla que se producirá una reducción de la producción mundial de crudo del 10 % si la cotización actual del barril se mantiene a menos de USD 50, indicó.

Destacó que esa caída es considerable en el petróleo de lutita o esquisto, explotado mediante la fracturación hidráulica, cuyo auge en Estados Unidos es considerado uno de los factores del fuerte abaratamiento del crudo.

Ante el aumento de esa y otras producciones ajenas a la OPEP, la organización decidió en noviembre pasado defender su participación de mercado a costa de los precios y dejó que siguieran bajando.

Varios socios de la organización, entre ellos Arabia Saudí, el mayor exportador mundial de crudo, han aumentado su bombeo hasta batir en septiembre, en el conjunto de los doce miembros, un récord de 31,5 millones de barriles diarios (mbd), según el último informe de la organización.

Los observadores del sector estiman que la nueva estrategia del grupo está surtiendo el efecto deseado de provocar un retroceso de la oferta de sus competidores.

A pesar de ese fenómeno, no se divisa una reducción de la producción mundial de petróleo al menos en el próximo año, cuando se prevé que las caídas en algunas regiones serán compensadas por nuevos barriles de otras fuentes.

Así, los mercados cuentan con unos 500 000 barriles adicionales por día de Irán en la primera mitad de 2016, al anularse las sanciones petroleras impuestas por las potencias occidentales, tras el acuerdo alcanzado con ellas en julio sobre su polémico programa nuclear.

En la reunión de hoy, de la que los mercados no esperaban ninguna decisión que influyera sobre los precios, participó también el ministro de Hidrocarburos de Ecuador, Pedro Merizalde-Pavón, así como representantes de la mayoría de los socios de la OPEP (estuvieron ausentes Irak y Libia) y de no miembros como Rusia, Colombia y México, entre otros.

El ministro venezolano confirmó que, además de exponer la propuesta venezolana, informó a los participantes de la invitación cursada ayer por Maduro a los jefes de Estado de los productores para organizar una cumbre sobre el petróleo.

La próxima conferencia ministerial de la OPEP está convocada para el 4 de diciembre próximo en Viena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)