8 de diciembre del 2015 00:00

Triunfo opositor abre una etapa de incertidumbre en Venezuela

Henrique Capriles

El líder opositor Henrique Capriles (centro) presentó ayer a algunos de los legisladores elegidos en la jornada del domingo. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 23
Agencia AFP
y DPA
Caracas

Venezuela entró en una nueva etapa. La oposición logró un histórico triunfo parlamentario que puso fin a 16 años de hegemonía chavista. Pero aún debe definirse el poder que tendrá para impulsar los cambios prometidos en este país petrolero, asfixiado por la crisis.

En unas cruciales elecciones legislativas disputadas el domingo, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD, centroderecha) aseguró 99 diputados de contra 46 de oficialismo socialista, de una Asamblea Nacional de 167 escaños, que se instalará el 5 de enero.

Pero la magnitud de la victoria y el impacto sobre el rumbo del país todavía está por verse.

La oposición, que superó la cifra mínima de 84 escaños que le permite tener mayoría simple, necesitaría que se confirme su obtención de por lo menos 112 bancas para obtener la mayoría absoluta, lo que le daría un enorme peso frente al ejecutivo de Maduro.

Aún el Consejo Nacional Electoral no ha anunciado el resultado para las 22 curules restantes, por lo que la MUD podría alcanzar mayoría calificada de tres quintas partes (101 escaños) o incluso la de dos terceras partes (112), con amplísimo poder. En este último escenario podría incluso convocar una Asamblea Constituyente, remover a los miembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y hasta buscar sacar anticipadamente al Presidente del poder.

Es un camino lleno de posibilidades de concertación, pero también de resistencias. El riesgo de generar más ingobernabilidad es muy grande tanto para el Gobierno como para la oposición. Es mucho lo que está en juego”, declaró la politóloga Elsa Cardozo, de la Universidad Simón Bolívar de Caracas.

Apenas anunciado en la madrugada de ayer el resultado oficial, el presidente Nicolás Maduro aceptó la derrota que dijo recibir como una “bofetada”: “Se abre una nueva etapa de nuestra revolución bolivariana”, auguró.

La oposición asegura haber obtenido 112 curules, una situación inédita en una Asamblea que estuvo dominada por el oficialismo de izquierda desde que en 1999 llegó al poder Hugo Chávez, fallecido en el 2013.

“Uno espera que se pueda abrir un canal para que la transición en la Asamblea sea más o menos normal, o será una transición salvaje”, dijo Colette Capriles, analista de la misma institución.
Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis, coincidió en que “tal como quedan las fuerzas políticas en el país, solo hay dos escenarios: negociación o guerra”. “Ojalá negociación”, subrayó.

Un ‘voto castigo’

El país despertó en calma. Para el analista Nicmer Evans, afín a Chávez pero crítico de Maduro, los comicios, que tuvieron una elevada participación del 75%, evidenciaron que “la polarización ya no da para más” en Venezuela.

Aprovechando el voto castigo y la proyección internacional que le dieron casos como el encarcelamiento del líder radical Leopoldo López, la MUD hizo a un lado históricas divisiones. Pero Torrealba reconoció que se debe “reinventar”.

El panorama no luce nada fácil. “Va a haber una tensión entre la demanda de cambio político y la demanda de la vida cotidiana, de salir de la crisis en términos económicos y sociales”, comentó Colette Capriles.

Los expertos, sin embargo, son prudentes a la hora de interpretar si los malos resultados del PSUV en estos comicios supondrán el principio del fin del chavismo en Venezuela. “Es pronto (para hablar del principio del fin del chavismo). Pero es un paso importante en la evolución democrática del país”, consideró Cynthia Arnson, directora del programa de América Latina del Wilson Center, un ‘think tank’ o laboratorio de ideas de Washington.

Lo que los expertos ven difícil es que vaya a haber un diálogo nacional entre Gobierno y oposición, dada la fuerte polarización que existe en el país.

Reacciones en la región

EN ECUADOR 


Los alcaldes Mauricio Rodas, Jaime Nebot, y el dirigente de Creo, Guillermo Lasso, felicitaron a Venezuela por el triunfo de la oposición. La vicepresidenta de la Asamblea, Marcela Aguiñaga, dijo que “en todo sistema democrático deben respetarse los resultados”.

ONU y OEA 

La ONU consideró que el pueblo venezolano “ha hablado” con su voto del domingo, y confió en que todas las partes respeten los resultados. El secretario general de la OEA, Luis Almagro, destacó el “futuro de paz” que a su juicio le aguarda a Venezuela.

CUBA Y NICARAGUA 
Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de Nicaragua, Daniel Ortega, enviaron mensajes de apoyo al presidente Nicolás Maduro. “Estoy seguro de que vendrán nuevas victorias de la Revolución boliviariana y chavista bajo tu dirección”, escribió Castro.

URUGUAY y UNASUR 

El expresidente de Uruguay y José Mujica comentó que “la crisis económica le pasó factura” al Gobierno venezolano. El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) Ernesto Samper, hizo un llamamiento para “un diálogo nacional”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)