11 de agosto de 2015 00:00

Los vehículos eléctricos abaratan ciertos costos

La electricidad vale menos que la gasolina; reponer la batería puede costar USD 10 000. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

La electricidad vale menos que la gasolina; reponer la batería puede costar USD 10 000. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 44
Alberto Araujo
Redactor (I)

El cambio de un vehículo con motor de gasolina a uno eléctrico tiene beneficios monetarios, además de generar un menor impacto ambiental. El costo de la energía eléctrica es menor al de la gasolina subsidiada en las mismas distancias.

No obstante estos beneficios, se debe considerar que los vehículos eléctricos son más costosos que los de gasolina y requieren además un cambio de batería cada cierto tiempo, cuyo costo es relevante.

Hasta el momento en el país las marcas Nissan, Renault, Toyota, Green Wheel (Ambacar), Kia y Byd han importado modelos de prueba a fin de evaluar su lanzamiento al mercado y a la espera de que el Estado ofrezca mayores incentivos para el cambio de tecnología.

Adicionalmente, en junio pasado, el Servicio Nacional de Contratación Pública presentó el catálogo eléctrico de automóviles para que las entidades del sector público adquieran estos vehículos.

El investigador de Nissan, Heinz Finke, indica que al comparar los modelos Nissan Leaf (eléctrico) y Nissan Tiida (de gasolina) -que son equivalentes en peso y dimensiones- hay un 75% en el costo energético a favor del modelo eléctrico.

Para recorrer 100 kilómetros, el auto que funciona con electricidad necesita 15,5 kilovatios hora (kWh). Esta energía tiene un costo de USD 1,20, con una tarifa de USD 0,08 por kilovatio por hora (kWh).

En cambio, en el modelo de gasolina el usuario pagará
USD 5,10 por el mismo recorrido de 100 km, considerando el uso de gasolina súper y que el auto tiene un rendimiento de 40 kilómetros por galón.

Finke presentó un estudio de la marca que señala que en cuanto al mantenimiento, el usuario del vehículo eléctrico tiene un ahorro del 55% al comparar ambos modelos, durante los primeros 100 000 kilómetros de recorrido.

Un vehículo eléctrico no requiere cambio de filtros, aceite, bandas, bujías o inyectores. Lo que requiere el auto eléctrico es la revisión de luces, limpieza de frenos, puerto de carga y las bisagras de las puertas, entre otros cuidados.

Adicionalmente, el modelo Leaf no requiere de mantenimientos cada 5 000 kilómetros como en el auto de gasolina, sino cada 10 000 kilómetros.

No obstante estas ventajas, el carro eléctrico necesita cambios de batería. Según Finke, la batería del modelo Nissan Leaf tiene una duración aproximada de ocho años y cambiarla tiene un costo aproximado de USD 10 000.

Gerardo Velasco, asesor de Ambacar -concesionario que importó dos autos eléctricos adaptados de la marca china Green Wheel para probarlos en el país- señala que incluso con el costo de las baterías, los vehículos eléctricos presentan costos más convenientes que un vehículo de gasolina.

Para un vehículo como el Green Wheel que tiene una autonomía (recorrido antes de una recarga) de 40 kilómetros, el costo de la energía eléctrica para esta distancia está en alrededor de USD 0,80, con una tarifa eléctrica de USD 0,10 por kWh. Un vehículo equivalente de gasolina, para los mismos 40 kilómetros, consume un galón de combustible cuyo costo oscila entre USD 1,50 y USD 2, dependiendo de si se ocupa gasolina extra o súper.
Este modelo tiene baterías de plomo que cuyo precio está en USD 1 750 y requieren un cambio cada 35 000 kilómetros.

De esta manera, el costo de la energía eléctrica utilizada incluido el cambio de baterías subiría de USD 0,80 a USD 2,80 para recorrer 40 kilómetros.

Este valor, aunque es un poco mayor al de la gasolina en el país, no toma en cuenta los precios internacionales de los combustibles, sino los subsidiados, indica Velasco.

Pero al considerar un vehículo similar con una batería de ion de litio, aunque el costo de reposición sube a USD 4 500, la autonomía del auto también aumenta y asimismo la reposición se da después de mucho más recorrido, Es decir, a los 300 000 kilómetros.

De esta manera, el costo de la energía eléctrica incluido el cambio de este tipo de batería subirá solo de USD 0,80 a USD 1,4 para una distancia de 40 kilómetros. Es decir que en este caso el costo será menor a la gasolina, incluso subsidiada.
Esto, sin tomar en cuenta además de los beneficios ambientales como cero emisiones de gases o ruido del motor.

El director de Centro de Investigación en Control de Emisiones Vehiculares de la Escuela Politécnica Nacional, Ángel Portilla, señala que en el centro se realiza un estudio completo de los vehículos eléctricos incluido los costos. Este tomará aproximadamente dos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (3)