9 de July de 2009 00:00

Los vecinos de la terminal Quitumbe piden el arreglo vial

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

La polvareda que se levantó ayer ensució sus zapatos negros y su blusa blanca. Rosario Cajías caminaba sobre la calle Rumichaca Ñan, ubicada a dos cuadras de la nueva terminal de Quitumbe, en el sur.

Para la moradora de los condominios Sol del Sur, caminar sobre la vía de tierra y piedras es una práctica cotidiana. La Rumichaca Ñan tiene un parterre de cemento que divide a la vía en dos carriles. La hierba está crecida y allí se acumulan desechos como fundas, cartones, envases plásticos... 

Datos de la terminal
La inauguración de la nueva estación de buses se postergó una semana más. Mientras tanto, las unidades continúan partiendo desde Cumandá, en el centro.
Hasta Quitumbe llegarán los buses que se dirigen hacia el sur, centro y la Costa del país. Quienes viajen a las provincias de Carchi e Imbabura deberán acceder desde Carcelén, en el norte.
El Trolebús llega hasta la nueva estación de buses. También hay dos rutas alimentadoras.

Cajías camina sobre esa vía para llegar hasta la Cóndor  Ñan. Allí toma un bus que la lleve hasta el centro de la ciudad.

En esa vía, que llega hasta la estación de Quitumbe, la situación es diferente. La calle es pavimentada y el Municipio colocó señalización horizontal y vertical. También hay semáforos. 

Cajías se queja por la falta de mantenimiento de esta arteria, pese a que a pocos metros funciona la nueva terminal interprovincial. Otras vías en mal estado son la Ñusta  y la av. Mariscal Sucre.

Por eso, ella participó de la protesta que efectuaron los moradores el martes para exigir obras de vialidad. “El Municipio nos ofreció arreglar todo el sector  pero la oferta no se cumple”, dijo al esperar el bus sobre la Cóndor Ñan.

A unos cinco metros de donde aguardaba  Cajías, sobre esa misma vía, hay una tienda de abastos. Rosa Asalema atiende el negocio.

La moradora desde hace dos años afirmó que hubo un ofrecimiento del ex alcalde Paco Moncayo. Fue la construcción de un puente peatonal. “Nos dijo que esta zona sería segura para los peatones, pero hasta ahora no hay ni la intensión de hacer el puente”.

Agrega que otra dificultad que tienen es la inseguridad. A ella le robaron su casa hace un mes. “Me dejaron sin nada. Los ladrones aprovechan las quebradas abandonadas para esconderse ”.

Cerca de su negocio hay un terreno baldío y al frente una lona verde cerca otro espacio donde se construyen departamentos. Para Asalema, lo ideal sería que se construya una Unidad de Policía Comunitaria. Según el Municipio, esta estará lista en 80 días.

Esteban Ramírez, otro morador del sector, llegó al negocio de Asalema y recalcó que desde que llegaron los buses a la terminal hay más presencia de policías metropolitanos en el sector. “Ojalá no desaparezcan cuando se acabe el alboroto de la inauguración”.

Ayer una camioneta de la Policía Nacional permanecía estacionada en uno de los ingresos de la terminal terrestre. Eso molestó ayer a Rosario Cárdenas, una viajera que arribó a Quitumbe. “Esa actitud no es la adecuada para la Policía, deberían hacer rondas en el sector”.

Los problemas son similares en la parte posterior de la terminal, sobre la av. Mariscal Sucre. El pavimento está en mal estado. En el ingreso al sector de la Ecuatoriana, la maquinaria del Municipio trabaja en la construcción del Corredor Sur Occidental.

Gerardo Vásquez, morador del sector, afirma que los trabajos se han demorado demasiado y que no existe señalización que advierta sobre las obras. “Los accidentes de tránsito son frecuentes”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)