24 de septiembre de 2014 11:28

El Vaticano ordenó la detención de exnuncio acusado de pederastia 

En un correo electrónico, el papa Francisco dijo sentir mucha pena por varias familias desalojadas de un asentamiento informal en Buenos Aires

El papa Francisco ordenó que se investigue con brevedad el caso de Josef Wesolowski acusado de pederastia. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
EFE

El Vaticano ordenó el arresto domiciliario y presentó cargos criminales contra el exnuncio de República Dominicana Josef Wesolowski, acusado de pederastia.

El juicio contra el exnuncio en República Dominicana Josef Wesolowski por presuntos abusos sexuales a menores y posesión de material con pornografía infantil, comenzará previsiblemente a finales de este año o comienzos de 2015, informó hoy, miércoles 24 de septiembre, el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

Este proceso penal precisa de una "comprensible discreción", Lombardi, al día siguiente de que se conociera la detención del exnuncio, que se encuentra bajo arresto domiciliario.

El exnuncio, de 66 años de edad y de nacionalidad polaca, fue puesto ayer bajo arresto domiciliario tras ordenarlo el papa Francisco en una decisión sin precedentes y con el objetivo de evitar "la contaminación de pruebas" y su posible fuga.

Ahora afrontará un proceso penal en el que el promotor (fiscal vaticano), Gian Piero Milano, le investigará por los cargos de pederastia y de posesión de material con pornografía infantil mediante pruebas suministradas por la Congregación de la Doctrina de la Fe y por la República Dominicana, refirió Lombardi.

Respecto a los plazos, Lombardi señaló que el fiscal vaticano aún debe concluir la investigación e interrogar al imputado para después solicitar el envío a juicio de este caso, algo que podría producirse a finales de este año o inicios del siguiente.
Este proceso se desarrollará según las normas en vigor previas de la reforma penal del 2013, ya que esta carece de efecto retroactivo y los delitos por los que se le investiga fueron presuntamente cometidos con anterioridad a dicho cambio legislativo en la Santa Sede.

De acuerdo con la legislación precedente, el portavoz explicó que el acusado podría ser condenado a 6 o 7 años de prisión.

Por el momento, según explicó el portavoz, el exnuncio está siendo asistido por un abogado de oficio, si bien podrá nombrar a uno de su confianza.

Paralelamente, el exnuncio ya ha sido condenado en un proceso canónico instruido por la Congregación para la Doctrina de la Fe y por el que fue reducido al estado laical en primera instancia.
Ante esta sentencia, Wesolowski ha presentado un recurso que deberá afrontar próximamente.

Este caso, que le ha llevado a convertirse en el primer obispo bajo arresto en el Vaticano, estalló tras un reportaje emitido en un canal de televisión dominicano en el que se aseguraba que Wesolowski supuestamente pagaba por mantener relaciones sexuales con menores en el país.

Tras la emisión de este programa, el cardenal dominicano Nicolás de Jesús López Rodríguez informó de que había comunicado directamente al papa Francisco las denuncias sobre Wesolowski y calificó el asunto de "sumamente grave".
Por esta razón, el acusado fue destituido como diplomático de la Santa Sede en agosto del 2013.

Con esta decisión, el Papa ha salido al paso de las voces que criticaban a la Santa Sede por la libertad de la que gozaba el exnuncio, que regresó a Roma -donde ha vivido en libertad- para evitar un eventual proceso en la República Dominicana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)