9 de diciembre de 2015 15:50

Una universidad escocesa retira el doctorado honorífico a Donald Trump

Donald Trump durante una conferencia en Beverly Hills, California. Foto: AFP

El pasado lunes 7 de diciembre, Donald Trump hizo un llamamiento para prohibir temporalmente la entrada a EE.UU. de los musulmanes por el "odio" que sienten hacia los estadounidenses. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Agencia EFE

La universidad escocesa Robert Gordon retiró el doctorado honorífico al precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump, por sus comentarios xenófobos contra los musulmanes.

Un portavoz del centro educativo, ubicado en la ciudad de Aberdeen, explicó que, "durante la campaña electoral en EE.UU., Trump ha hecho varias declaraciones que son incompatibles con los valores de esta universidad". El portavoz confirmó que se ha anulado el doctorado en Administración de Empresas que se concedió al magnate en octubre del 2010 "en reconocimiento de sus logros como emprendedor y hombre de negocios".

La ministra principal del Gobierno autónomo, Nicola Sturgeon, ha revocado por su parte el estatus de Trump, estadounidense de origen escocés, como embajador para Escocia en la red de contactos empresariales GlobalScot. La retirada del doctorado es fruto de una campaña de recogida de firmas por internet iniciada en noviembre por la activista escocesa Suzane Kelly, que condenaba los comentarios insultantes de Trump a diferentes colectivos y minorías étnicas.

Esta misma activista lanzó ayer una petición en una página web gubernamental para que se prohíba la entrada a Trump al Reino Unido por su "discurso de incitación al odio", que ya ha recogido más de 250 000 firmas, por lo que tendrá que ser analizada por los diputados.

El pasado lunes, Trump hizo un llamamiento para prohibir temporalmente la entrada a EE.UU. de los musulmanes por el "odio" que, según sostiene, sienten hacia los estadounidenses y dijo además que hay zonas de Londres "tan radicalizadas" que la policía no entra "porque teme por su vida".

Ambas afirmaciones han desatado una oleada de condenas en el Reino Unido, entre otras del primer ministro, el conservador David Cameron, que las ha tachado de "divisorias" y "equivocadas", así como de la Policía de Londres y el Consejo Musulmán británico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)