23 de febrero de 2015 21:04

La unidad fue la propuesta que salió en la cita de Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 189
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 7
Contento 185
Redacción Cuenca

El mensaje fue directo y concreto: la unidad nacional dejando de lado las ideologías políticas. Pero faltó aclarar cómo aportarán a esa idea cada una de las autoridades seccionales que se dieron cita este 23 de febrero del 2015 en Cuenca por una invitación del prefecto azuayo, Paúl Carrasco.

Los participantes con mayor protagonismo fueron los alcaldes de Quito y Guayaquil, Mauricio Rodas y Jaime Nebot. Coincidieron, según el guayaquileño, en que la intención es “conseguir un Ecuador democrático y en libertad”.

El anfitrión Carrasco también habló del tema, pero fue más audaz. Él señaló que es necesario llegar con un bloque unificado para las elecciones del 2017. “Ecuador requiere un espacio democrático que nos permita construir una propuesta de equilibrio...”.

Según Carrasco, es vital que todos los actores que tengan capacidad de movilización y respaldo popular y crean que la democracia está en riesgo se unan para los comicios. Rodas, en cambio, fue más cauto. Dijo que aún es prematuro hablar de temas electorales, pero lo importante es iniciar un camino para la unidad con las coincidencias que tienen las autoridades que llegaron a Cuenca.

Acudieron 150 autoridades entre alcaldes, prefectos concejales y de juntas parroquiales de Pichincha, El Oro, Azuay, Guayas, Pastaza, Carchi y Morona Santiago y que ganaron hace un año las elecciones y que son parte de la oposición al Gobierno Fue una celebración de esas victorias, que se cumplió tras la rendición de cuentas del Prefecto de Azuay.

En el encuentro participaron asambleístas como Cynthia Viteri, Cristina Reyes, Luis Fernando Torres, Henry Cucalón, entre otros. Acudieron políticos de Madera de Guerrero, Participa, SUMA y Pachakutik. Hubo transportistas, empresarios, gremios profesionales y líderes comunitarios.

A esta cita no asistió ningún representante del movimiento Creo, liderado por Guillermo Lasso. La dirigente de ese partido político en Azuay, Lourdes Cuesta, dijo que no recibieron ninguna invitación.

“Es muy pronto para pensar en el 2017. No hemos hablado con nadie de ese tema porque estamos concentrados en la consulta popular, la democracia y alternancia en el poder”, señaló Cuesta.
Según ella, Creo tiene su propia propuesta: Compromiso Ecuador, que está abierta a quienes tengan una posición diferente a la del Gobierno.

Quienes asistieron ayer al encuentro de Carrasco dejaron en claro que no se trata de una continuación de la reunión de autoridades seccionales que se realizó el 2014, en Guaranda. La diferencia fue que en Cuenca se analizaron temas de relevancia nacional como la crisis económica, democracia, libertades, entre otros.

El pedido se centró en el apoyo a la inversión extranjera y nacional, generación de empleo y movimiento económico. “Solo alguien que no quiere a su país puede querer que esto no se solucione”, dijo Nebot.

Él demandó del poder central respuestas inteligentes que mejoren la economía. Rodas agregó que los gobiernos locales también tienen responsabilidad para impulsar el crecimiento de sus territorios.

Con ese planteamiento coincidieron otras autoridades invitadas como el alcalde de Machala, Carlos Falquez, quien destacó que la cita también fue la oportunidad para compartir modelos de gestión para cada uno de sus territorios.

También pidieron que el Gobierno acepte las ideas y propuestas que no coinciden con el Mandatario y que sean consideradas o analizadas. Sobre la libertad insistieron que es el pilar de la democracia.

Con la propuesta de la unidad nacional, las autoridades buscan defender lo alcanzado el 23 de febrero del 2014 que, según la viceprefecta del Azuay, María Cecilia Alvarado, fue la expresión de un pueblo que buscaba líderes propios.

La cita concluyó con el compromiso que hizo cada autoridad de buscar el camino para consolidar las ideas planteadas. En un manifiesto, las autoridades locales se comprometieron para trabajar juntos en defender la democracia.Sin embargo, no se refirieron a una próxima cita ni la forma cómo se concretará en la práctica esa unión. Otro tema pendiente fue conocer quiénes serán parte de esta unidad política y cómo se incorporarán los actores y de qué tendencias políticas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (8)