13 de mayo de 2016 13:59

El tramo de un sistema de riego se desplomó e inundó varias casas y cultivos en el cantón Cevallos

La fuerza del agua abrió una zanja de 10 metros de profundidad y 7 metros de ancho. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

La fuerza del agua abrió una zanja de 10 metros de profundidad y 7 metros de ancho. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 9
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Modesto Moreta

Casas inundadas, sembríos afectados y varios daños materiales provocó la rotura de una de las paredes del sistema de riego Ambato-Huachi-Pelileo. Varias familias de los barrios El Triunfo, El Tambo Central y San Francisco, del cantón Cevallos de la provincia de Tungurahua, fueron afectadas hoy, viernes 13 de mayo del 2016.

La fuerza del agua inundó 15 viviendas y ocasionó que varios cerramientos se desplomaran. El personal y la maquinaria del Consejo Provincial y del Municipio de Cevallos al momento trabajan en la limpieza de los escombros que bloquearon el paso en la vía Cevallos-Quero, localizada en la Sierra centro del Ecuador.

Además, una parte de la línea férrea quedó suspendida en el aire y deberá ser reparada por la Empresa de Ferrocarriles Ecuatorianos.

El estruendo levantó a Zoila López, de 70 años, vecina del barrio El Triunfo. A pocos metros de su vivienda una de las paredes del sistema de riego de desplomó. “La fuerza del agua destruyó sembríos y mató a varios animales”.

El canal de riego Ambato-Huachi-Pelileo, que riega grandes extensiones de sembríos, cruza cerca de la casa de una planta de López. La fuerza del agua abrió una zanja de 10 metros de profundidad y 7 metros de ancho. “Los vecinos corrieron a cerrar las compuertas para evitar daños pero fue tarde”, explicó López.

A las 08:00 de hoy, el alcalde de Cevallos, Mauricio Miranda, realizó un recorrido por las zonas afectadas. Dijo que se solicitará una inspección técnica del sistema de riego con el propósito de conocer el estado actual de esa infraestructura. “Tiene más de 30 años y requiere de reparaciones para evitar más daños. El volumen de agua que descendía impidió llegar de forma inmediata con la ayuda”.

Al momento se hace un análisis para determinar los daños y las familias afectadas por la inundación. Según un informe preliminar de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SNG), al menos 15 viviendas estarían afectadas por la inundación, además hay la caída de cerramientos y la muerte de varios animales como cuyes, conejos y gallinas.

Miranda aseguró que el tiempo de reparación del sistema de riego tomará algunos meses y eso impedirá que puedan regar los cultivos.

Una parte del terreno de Luis Valencia se hundió y dañó los sembríos de yerba y los árboles frutales. Espera que se haga un relleno para recuperar más de 150 metros de su terreno.

Más abajo, Martha Ramos, del barrio El Tambo, trabajaba junto a otras tres personas en la limpieza del lodo y piedras que taparon el patio de su casa de dos plantas. Contó que los cultivos de yerba y los frutales fueron desprendidos de raíz. “Salimos con cuidado y retiramos lasa cabezas de ganado hacia un ligar seguro”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)