26 de enero de 2017 06:55

Trump sobre ahogamiento simulado: 'Si la CIA no lo quiere aplicar, está bien, pero yo creo que funciona'

Sobre la construcción del muro, Trump dijo: "Resultará de lo que suceda con México, comenzaremos estas negociaciones pronto. Y México nos reembolsará el dinero, como siempre he dicho". Foto: AFP

Trump sostuvo que respetará la decisión de no volver a los apremios ilegales en los interrogatorios. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Infobae - Red de Noticias Albavisión

Tras su asunción como presidente de los EE.UU., Donald Trump ofreció durante la noche del miércoles 25 de enero del 2017 su primera entrevista televisiva exclusiva a la cadena ABC.

En conversación con el periodista David Muir, el mandatario habló, entre otros temas, sobre la relación con México –que pagará la construcción del muro fronterizo–, el tema migratorio, las torturas y el supuesto fraude en las elecciones que le habría dado la victoria a Hillary Clinton en el voto popular.

Respecto a las torturas, el periodista preguntó sobre los rumores de que en la administración de Trump volverían a utilizar los centros de detención clandestinos de la CIA, utilizados en el pasado para los interrogatorios (sobre todo con los sospechosos de terrorismo).

Trump no reveló detalles del plan, pero cuando le preguntaron sobre la tortura, entre estas, el ahogamiento simulado (waterboarding), ratificó la efectividad de los métodos y dijo que en las últimas 24 horas habló con altos funcionarios de inteligencia que le aseguraron lo mismo.

Aunque por ahora no se volvería a esos sistemas de interrogatorio, Trump insinuó que esas prácticas podrían retornar.

"Cuándo están disparando, cuando están cortando las cabezas de nuestra gente, y de otra gente, cuando están cortando las cabezas de la gente porque son cristianos en el Medio Oriente, cuando ISIS hace cosas que no se oyen desde la Edad Media, ¿estaría a favor del ahogamiento simulado? Yo pienso que tenemos que luchar el fuego con el fuego", dijo Trump en uno de los pasajes más significativos.

"Ahora ellos pueden cortarlas (las cabezas) y ponerlas en la cámara (de TV) y los mandan en todo el mundo. Entonces tenemos eso y no se nos permite hacer nada. No estamos jugando en un terreno parejo", dijo el presidente.

Aunque sostuvo que respetará la decisión de no volver a los apremios ilegales en los interrogatorios, Trump dejó en claro su visión: "He hablado hace 24 horas con personas en el nivel más alto de inteligencia y les hice la pregunta: ¿Funciona? ¿La tortura funciona? Y la respuesta fue sí, absolutamente."

"Confiaré en Pompeo (director de la CIA) y Mattis (Secretario de Defensa). Si no quieren aplicar el ahogamiento simulado (waterboarding)… está bien. Pero yo creo que funciona", concluyó. 

La construcción del muro con México 

Sobre la construcción del muro, Trump dijo: "Resultará de lo que suceda con México, comenzaremos estas negociaciones pronto. Y México nos reembolsará el dinero, como siempre he dicho".

Ante la respuesta, el periodista sugirió la idea de que entonces la construcción del muro la pagarían primero los contribuyentes estadounidenses. Y el Presidente reiteró que México lo reembolsará en algún momento a través de alguna transacción que ese país realice con los Estados Unidos

David Muir también quiso saber cuándo comenzaría la construcción, a lo que el mandatario respondió: "En unos meses". "Tan pronto como nos sea posible", agregó.

Los inmigrantes

Sobre el tema migratorio, Muir le preguntó si los inmigrantes ilegales que se encuentran en el país y que están protegidos por la ley "Dream" –, por lo que son conocidos como los "soñadores" (dreamers)– deberían preocuparse de ser deportados.

Trump respondió que no deberían estar muy preocupados, porque él tiene "un gran corazón". "Cuidaremos de todos y tendremos fronteras fuertes". Y agregó: "Cuando tienes gente que ha hecho un buen trabajo (refiriéndose a los "soñadores"), ellos deberían estar menos preocupados, y tendremos medidas concretas en cuatro semanas".

Muir insistió: "Señor presidente, ¿ellos (los "soñadores") se podrían quedar?".

Trump respondió: "Lo diré en las próximas cuatro semanas". 

El bloqueo de las visas para los refugiados

Sobre el veto que tendrán personas que provengan de países islámicos (Siria, Iraq, Irán, Afganistán, Yemen, Libia, Somalia y Sudán) de entrar a los Estados Unidos, Trump dijo que no dejará que nadie entre al país si existe una mínima sospecha de peligro.

"Excluiremos a algunos países de este veto, pero para otros habrá un veto extremo y para ellos será muy difícil entrar a los Estados Unidos", dijo Trump. Y agregó: "No quiero terror en este país".

Muir le preguntó si esta medida no causaría más rabia entre los musulmanes de todo el mundo, pero Trump respondió que ya existe suficiente rabia en el mundo y no es posible que pueda haber más. "El mundo es un desastre, más rabioso no puede estar", reiteró.

Además, aseguró que los Estados Unidos gastaron seis millón de millones en Medio Oriente, mientras que el país "se cae a pedazos".

El sistema de salud

Acerca de Obamacare, la reforma sanitaria que fue una de las banderas del Gobierno de Obama, Trump declaró que es un desastre, que es costoso y que no brinda la cobertura que debería.

En este punto, el periodista intervino diciendo que 18 millones de personas podrían perder su seguro de salud si el Obamacare es eliminado y no hay un reemplazo.

"¿Podría usted asegurarle a esos estadounidenses que nos están viendo ahora que no perderán su cobertura?", preguntó el periodista.

Trump aseguró que tendrán un mejor plan, con mejor cobertura, mejor servicio de tratamiento y en el que las personas van a poder escoger el plan y al doctor que deseen por un precio "mucho menor que el actual". Sin embargo, el presidente no brindó mayores detalles sobre cómo sería ese plan ni cuándo comenzaría a implementarse.

Las protestas en su contra 

Sobre la marcha de las mujeres, Muir preguntó: "Sabemos que eran más de un millón de personas que asistieron a la marcha. ¿Podía escuchar las voces desde la Casa Blanca?".

Trump respondió que no escuchó sus voces y aceptó que en la marcha hubo mucha gente, pero que en su investidura, también. El periodista siguió con el tema y preguntó si le tendería una mano a aquellas personas que protestaron y qué les diría.

El presidente dijo, entre otras cosas, que tenía responsabilidad con todos los ciudadanos, incluso con aquellos que no votaron por él.

El fraude electoral

También se habló sobre los supuestos votos ilegales, tema que, según declaró el presidente, fue abordado con los líderes del Congreso en la Casa Blanca (Trump dijo que fueron entre 3 y 5 millones, y que por eso perdió el voto popular con Hillary Clinton).

En este punto, el periodista dijo que no existen pruebas de que hubo votos ilegales durante las elecciones. Trump refutó a Muir que aludió a unos estudios que se hicieron que contendrían las pruebas. A lo que Muir respondió que el autor de uno de esos estudios declaró que no había ninguna prueba de fraude electoral.

Sobre este tema, Trump aseguró que inició una investigación porque deseaba que las elecciones sean legítimas.

Por otra parte, en uno de los momentos más inesperados de la entrevista, Trump mostró un carta que Obama le escribió antes de dejar la Casa Blanca.

"Es una carta preciosa: larga, compleja, considerada y aprecio que le tomó tiempo escribirla", dijo el presidente de los Estados Unidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)