13 de diciembre de 2014 10:51

Tribunal peruano rechaza pedido de prisión para activistas de Greenpeace

Foto difundida por la organización ambiental Greenpeace quien desplegó un mensaje en una zona de las Líneas de Nazca, al sur de Perú, dirigido a los líderes que participan en el COP20. Foto: EFE

Foto difundida por la organización ambiental Greenpeace, que desplegó un mensaje en una zona de las Líneas de Nazca, al sur de Perú, dirigido a los líderes que participan en el COP20. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Francisco Moreno
Lima

Un tribunal peruano rechazó el pedido de prisión preventiva e impedimento de salida del país contra los activistas de la ONG Greenpeace acusados de dañar las milenarias líneas de Nasca, informó la fiscalía.

La fiscal provincial de Nasca, Velia Begazo, informó la noche del viernes 12 de diciembre del 2014 que el Poder Judicial devolvió el expediente a la fiscalía "por falta de domicilio para notificar a los miembros de la ONG ambientalista".

Begazo dijo a la emisora RPP que entregó las cuentas de twitter de los activistas de Greenpeace que causaron los daños. "No obstante, el Poder Judicial argumentó que la red social no es un domicilio real", señaló.

Sin embargo, la fiscal aseguró que "se puede hacer una rectificación, pero esta tendrá que esperar hasta el lunes, dado que el fin de semana no trabaja el Poder Judicial".


La decisión del Poder Judicial fue criticada por la presidenta del Consejo de Ministros, Ana Jara, quien en su cuenta de twitter señaló "el colmo, el primer juzgado de Nasca devuelve el expediente. No puede notificar a denunciados por falta de domicilio".

Las líneas de Nasca están ubicadas en la provincia del mismo nombre, región Ica, a 460 kilómetros al sur de Lima y es la principal atracción turística de la zona, para poder apreciarla se tiene que hacer desde aire, en avioneta.

El gobierno peruano denunció a los activistas de la ONG ecologista Greenpeace por haber dañado el gigantesco geoglifo en forma de colibrí, hecho por antiguos peruanos hace más de 2000 años. El hecho se produjo la madrugada del lunes, cuando unos 12 activistas ingresaron, sin autorización, a la líneas de Nasca, declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad, y desplegaron al lado del geoglifo en forma de colibrí, letras de tela amarilla con el mensaje "Time for change: The future is renewable" (Tiempo de cambio: el futuro es renovable).

Este provocó que el gobierno peruano denunciara el hecho ante la fiscalía y solicitara prisión preventiva e impedimento de salida del país contra los militantes ecologistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)