6 de diciembre de 2017 12:44

Tribunal recogió últimas pruebas en juicio a Glas; proceso se reinstala el 7 de diciembre para conocer alegatos finales

la audiencia comenzó a las 09:15, en la Corte Nacional de Justicia.

Este miércoles 6 de diciembre de 2017, la audiencia comenzó a las 09:15, en la Corte Nacional de Justicia. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Redacción Seguridad

Al mediodía de este 6 de diciembre del 2017, el Tribunal Penal de la Corte Nacional de Justicia cerró la fase de presentación de pruebas en el juicio a Jorge Glas y otros ocho procesados en el caso Odebrecht. La diligencia se reinstalará el próximo jueves 7 de diciembre de 2017, para recibir los alegatos finales.

Hoy, la audiencia comenzó a las 09:15, en la Corte Nacional de Justicia. En una primera instancia, Ricardo Rivera, uno de los implicados por el delito de asociación ilícita que se investiga en el caso Odebrecht, solicitó la palabra a los magistrados.

El procesado aseguró que su estado de salud es delicado, ya que tiene que cambiar la válvula de su arteria aorta, que estaría bloqueada. El conjuez Edgar Flores Mier pidió que adjuntara su pedido por escrito con los sustentos médicos necesarios.

Además, en esta jornada judicial se reprodujo en audio de los testimonios anticipados de Kepler Verduga, José Terán y Gustavo Massuh. Ellos aceptaron estar involucrado en este caso de corrupción.

En su audio, Massuh reconoció haber recibido dinero por parte de Odebrecht por haber participado en la facilitación de información privilegiada de obras en el país y en la prestación de empresas para el pago de dineros.

Por ejemplo, señaló que recibió 130 000 euros en 17 de marzo del 2014. También dijo que recibió USD 179 000 el 23 de septiembre del 2014. Por su parte, José Terán reconoció que fue llamado por Odebrecht para que les facilite información de proyectos en los que la constructora podía participar. Uno de ellos fue el poliducto Pascuales-Cuenca.

“Yo debía estar pendiente de la información técnica y legar del concurso e informar a Odebrecht”, dijo. Terán añadió que no participó en otros contratos posteriores. Respecto del proyecto antes señalado, el procesado expresó que estuvo a cargo de afinar los detalles de la etapa preparatoria del proyecto para Odebrecht hasta la adjudicación del mismo. “Durante 12 meses les di información del proyecto”, añadió.

Por esta tarea, Terán aseguró que recibió compensaciones económicas. También dijo que tuvo contacto con un funcionario de Petroecuador, quien le daba información del proyecto Pascuales-Cuenca. Por eso habría pedido una compensación económica de entre USD 800 000 y USD 1 millón.

Finalmente, en el Tribunal se reprodujo el audio de Kepler Verduga. Allí se escuchó al procesado hablar sobre la “planificación fiscal” usada por Odebrecht para incluir sobreprecios en las obras en las que participaba.

“Recibía instrucciones de los valores que debía incluir en la planilla y que después debía devolver en efectivo a Giraldo Souza, funcionario de la constructora. Supuestamente, esos montos eran para pagar a empleados de otros países que llegaban a trabajar acá”, contó Verduga.

El procesado habría entregado a Odebrecht USD 2 616 524 mediante transferencias y USD 1 200 000 en efectivo, hasta el 2015. También señaló que participó de una reunión en la que estuvieron presentes altos funcionarios de Senagua.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)