5 de marzo de 2017 18:15

El tránsito en la Gran Colombia se modificará durante un año

El paso por el carril sur-norte de la Gran Colombia será restringido. Foto: Mayra Pacheco / EL COMERCIO

El paso por el carril sur-norte de la Gran Colombia será restringido. Foto: Mayra Pacheco / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Mayra Pacheco

Las obras del Metro que se iniciarán en el sector de La Alameda, en el centro-norte, traerán cambios en el tránsito vehicular. Debido a estas intervenciones, las personas que circulan por un tramo de la avenida Gran Colombia, entre las calles Miguel Espinoza y Luis Sodiro, deberán modificar su recorrido.

Desde la noche de este lunes 6 marzo del 2017, estas labores obligarán, sobre todo, a los conductores de autos particulares a tomar vías alternas, para circular en el sentido sur-norte. El carril oriental del tramo comprendido entre las calles Miguel Espinoza y Luis Sodiro permanecerá cerrado durante un año, informó la Empresa Pública Metro de Quito.

El carril contrario (que funciona actualmente en sentido norte-sur) y la vía exclusiva de la Ecovía no se verán afectados. Pero en estas se dará prioridad al transporte masivo, en ambos sentidos. Los conductores de vehículos particulares, en cambio, deberán usar rutas alternas, según dos tipos de horarios (ver infografía).

Infografía del paso por el carril sur-norte de la Gran Colombia donde será restringido por obras del Metro de Quito.

Infografía del paso por el carril sur-norte de la Gran Colombia donde será restringido por obras del Metro de Quito.


Por ejemplo, entre las 06:00 y 15:00 los conductores de carros particulares deberán tomar la calle Los Ríos. Mientras que, de 15:00 a 06:00 deberán circular por la av. 10 de Agosto. Además, las calles Julio Castro, Ramón Egas y Gándara funcionarán en doble sentido.

La zona que será intervenida y las vías que servirán como alternas se encuentran ya señalizadas con rótulos. A pesar de esto, este 5 de marzo, entre los moradores de La Alameda y San Blas había aún algunas dudas.

A Ripan Mia, propietario de un restaurante ubicado en La Alameda, le preocupa que el cierre afecte a su negocio. Por esto está considerando hablar con el dueño del local para que, mientras dure el cierre, pueda pagar menos por el arriendo. Actualmente, cancela USD 840 mensuales.

Raúl Yépez, morador de San Blas, estaba también preocupado, porque aún no conocía cómo será la circulación. “Tocará acostumbrarse a los cambios en el tránsito”.

La Empresa Metro hizo un llamado a los moradores y usuarios de esta avenida para que planifiquen sus salidas con anticipación y eviten contratiempos, por el cierre vial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)