18 de mayo de 2016 16:00

Más trabajadores de EE.UU. podrán ganar horas extras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

El Gobierno del presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció hoy (18 demayo) una nueva norma que aumenta el techo salarial máximo para tener derecho al pago de horas extra y que beneficiará a unos 4,2 millones de trabajadores, a partir de su entrada de vigor el próximo 1 de diciembre.

La Casa Blanca estima, además, que esta medida incrementará los salarios en un total de USD 12 000 millones en los próximos 10 años.

El Departamento de Trabajo publicó este miércoles la nueva normativa, que duplica el anterior umbral salarial, tras haber estado más de un año recabando propuestas y sugerencias de trabajadores y empleadores.

Actualmente, un empleado solo tiene garantizado el pago de horas extra por trabajar más de las 40 semanales que fija la ley si su salario anual es de USD 23 660 o inferior.

Bajo la nueva norma, ese umbral se eleva hasta los USD 47 476 anuales, lo que significa que los trabajadores que ganen esa cantidad o menos tendrán derecho a partir de diciembre a horas extra remuneradas.

Además, ese umbral máximo se revisará al alza automáticamente cada tres años.

De acuerdo con las estadísticas del Departamento de Trabajo, el porcentaje de trabajadores a quienes el Gobierno federal garantiza las horas extra remuneradas con base en los umbrales de sueldo se ha reducido de un 62% en 1975 a solamente un 7% en la actualidad.

En un correo electrónico, el presidente Obama citó como ejemplo de beneficiarios de la nueva norma a Elizabeth Paredes, una madre soltera de Tucson (Arizona) que trabaja en una tienda de sandwiches a veces hasta 70 horas semanales "sin recibir un centavo" por el tiempo extra.

A su juicio, los cambios anunciados hoy son "un paso en la dirección correcta para fortalecer y asegurar a la clase media a través del aumento de los salarios", lo que a la vez contribuye al crecimiento económico.

Entre los críticos con la medida del Departamento de Trabajo está el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, quien en un comunicado sostuvo que "hace daño" a las personas a las que alega ayudar, entre ellas estudiantes, trabajadores sin ánimo de lucro o aquellos que inician una nueva carrera.

Según Ryan, el aumento del umbral salarial máximo para el derecho al pago de horas extra obligará a las empresas a "eliminar" puestos de trabajo y se convertirá en "un absoluto desastre" para la economía estadounidense.

En la misma línea, la Federación Nacional de Minoristas alertó de que cientos de miles de trabajadores del sector pueden perder su estatus de empleados asalariados a raíz de la nueva normativa. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)