8 de December de 2009 00:00

Una tonelada de droga se incautó en tres semanas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

guayaquil@elcomercio.com

Más de una tonelada de droga decomisó la Policía Antinarcóticos, en las tres últimas semanas, en Guayas y Manabí. Ayer, la Policía informó que el  último caso fue descubierto, el fin de semana, en una finca del caserío El Consuelo,  en la vía a la Costa, a 40 km de Guayaquil.

Allí, agentes de Unidades Especiales de la Policía como GIR, GOE y de Inteligencia detectaron 712 kilogramos de clorhidrato de cocaína. El alcaloide era almacenado en una cabaña de construcción mixta que, según los investigadores, pertenecía a Marcelo Z.S., un ex dirigente de un club de fútbol del Guayas.

Wilson Alulema, jefe del Cuarto Distrito, explicó que la droga estaba distribuida en 44 bultos, que contenían 650 paquetes con forma de ladrillo.

La carga estaba forrada con láminas de plomo. “Esto lo hacían para que, al ingresar a revisar los contenedores, no sean detectados por las unidades de rayos X...”, explicó el oficial.

En el operativo denominado El Padrino fueron detenidos el colombiano Flavio Enrique Ch.O. y los ecuatorianos Carlos Alberto H.G., Jorge Bolívar P.V., Mauro Andrés M.D., Manuel Antonio S.C. y Marcelo Ramón Z.S. Este último es considerado por los investigadores como el líder de la red que vendía droga a los Estados Unidos y Europa.

También fueron incautados cuatro inmuebles, cinco vehículos, seis armas de fuego, siete celulares, USD 147 180 y 110 000 pesos colombianos. Los allanamientos los realizó el fiscal Jorge Solórzano con autorización del Juzgado Vigésimo Sexto de Garantías Penales del Guayas.

Joel Loayza, director nacional Antinarcótic0os, dijo que este hallazgo pudiera estar relacionado con la operación Desafío, que se realizó el 20 de noviembre de 2009 en Pichincha. En ambos casos, los paquetes con el alcaloide tenían inscritas las siglas K-2.

Solórzano cree también que estaría conectada con otros 315 kilogramos de la misma sustancia decomisadas el viernes pasado en Ipiales, Colombia.

Otros 330 kilos de cocaína fueron aprehendidos entre el 19 de noviembre y el 6 de diciembre en los puertos de Guayaquil y Machala en diez contenedores que fueron regresados de
Amberes, Bélgica. Allí se investiga a la empresa Bananera Continental, propietaria de la carga.

La Policía reclamó a la Armada por no entregar a la tripulación y la droga hallada en el buque Avante, detenido en costas panameñas a inicios de este mes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)