28 de junio de 2016 09:52

Los nombres de Theresa May y Boris Johnson cobran fuerza en la carrera por liderazgo tory

Theresa May y Boris Johnson son los  posibles candidatos a suceder a David Cameron al frente del Partido Conservador. Foto: AFP

Theresa May y Boris Johnson son los posibles candidatos a suceder a David Cameron al frente del Partido Conservador. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Los nombres de prominentes diputados del Partido Conservador como Theresa May y Boris Johnson cobran hoy (28 de junio) fuerza como posibles candidatos a suceder a David Cameron al frente de los conservadores, inmerso en un debate interno sobre quién será el líder que negocie la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

El resultado del referendo europeo del pasado día 23 a favor del brexit -abandono del país del bloque común- ha dejado expuestas las ásperas divisiones en el seno de la formación, que necesita encontrar un reemplazo a Cameron antes del 2 de septiembre.

El todavía jefe del Ejecutivo anunció el pasado viernes que dimitirá de su cargo después de que casi un 52 % de los votos del plebiscito apoyara la salida del club comunitario.

A su juicio, negociar las condiciones en las que este país se desligará de Bruselas deberá ser competencia del nuevo primer ministro, que tendrá que estar ya elegido para cuando los conservadores se reúnan en su congreso anual en Birmingham, entre los días 2 y 5 de octubre.

En esa carrera por el liderazgo, un nuevo sondeo divulgado hoy por The Times sitúa a la actual titular de Interior, Theresa May, como candidata "favorita" a ponerse al frente de la formación y, por ende, de Downing Street, adelantando al exalcalde de Londres Boris Johnson, líder oficioso de la campaña del brexit.

De esa encuesta elaborada por la firma YouGov se desprende que un 31% de los votantes conservadores prefiere a May como primera ministra antes que al mediático Johnson, que goza del 24% del respaldo.

Situada en el ala más a la derecha del partido, May es percibida como una figura unificadora, cuya dureza contrasta con la imagen que ofrece el histriónico Boris Johnson, y goza de popularidad entre los militantes 'tories' (conservadores).

El dato contrasta con el resultado arrojado por otro sondeo de opinión publicado el pasado abril, antes del referendo, cuando el 36% del apoyo ciudadano recaía en el exedil de la capital británica frente al 14% que obtuvo entonces May.

Según la consulta publicada hoy en el diario conservador, la responsable de Interior, de 59 años, que durante su carrera política no ha ocultado sus reservas acerca de la UE, pero que defendió la opción de la permanencia en la campaña del referendo, y Johnson, son los dos aspirantes favoritos a suceder a Cameron.

El sondeo coloca al ministro de Justicia, Michael Gove -otro abanderado del brexit-, en un distante tercer lugar con el 5% del apoyo, seguido del titular de Economía, George Osborne, el ministro de Empresas, Sajid Javid, y del exministro de Defensa Liam Fox con un 3%.

Mientras que Cameron se reúne hoy por primera vez en Bruselas con los líderes europeos para analizar las implicaciones del brexit, Osborne se ha descartado a sí mismo como posible candidato.

En una entrevista con The Times, el responsable de Finanzas ha explicado que él -gran defensor de la permanencia en la UE durante la campaña del referendo- no es la persona indicada para aportar "unidad" a las filas tories.

Las candidaturas a nuevo líder del partido -que automáticamente se convertirá en primer ministro- podrán presentarse a partir de mañana y hasta el jueves.

Tras ello, habrá una serie de elecciones internas que se espera concluyan el 2 de septiembre, cuando se prevé que esa formación tenga ya un nuevo dirigente.

Osborne consideró "sensato" retrasar la petición a la UE de la retirada del país de la Unión Europea, para lo que se debe invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que especifica el proceso sobre la salida de un país miembro de la Unión.

"Sólo el Reino Unido puede hacer esto (por el artículo 50) y no deberíamos darnos prisa. Sólo debería darse cuando tengamos una visión clara de cómo debería ser nuestra nueva relación con los aliados europeos, y esto requerirá tiempo y cabezas frías", dijo.

Por otro lado, el ministro británico de Sanidad, Jeremy Hunt, ha indicado a los medios británicos que se plantea seriamente la posibilidad de presentarse como candidato al liderazgo tory.
Hunt se mostró partidario de que haya un segundo referéndum pero relativo a las condiciones negociadas con la UE sobre la retirada.

"No debemos invocar el artículo 50 inmediatamente porque esto establece un límite de dos años de negociaciones, tras lo cual podríamos ser sacados (de la UE) sin ningún acuerdo", agregó.

Mientras los conservadores debaten quién deberá ser su próximo líder, el grupo parlamentario laborista vota hoy, por su parte, una moción de confianza contra su dirigente, Jeremy Corbyn, tras la ola de dimisiones en su "gabinete en la sombra" por su tibia actuación en la campaña sobre el referéndum de la UE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)