27 de November de 2009 00:00

Testigo de masacre en Filipinas refuerza pruebas de culpabilidad contra político

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Manila, DPA

Las pruebas que implican al político Andal Ampatuan junior en la masacre que el pasado lunes segó la vida de 57 personas en el sur de Filipinas son cada vez más contundentes después de que un testigo le identificara como uno de los asesinos, informó hoy la ministra de Justicia, Agnes Devenadera.

 El alcalde de la ciudad de Datu Unsay está en prisión preventiva bajo sospecha de asesinato. Sin embargo, aún no se ha presentado una demanda criminal oficial. El detenido como supuesto autor intelectual de la masacre reiteró hoy su inocencia y responsabilizó a grupos de rebeldes musulmanes. "Soy inocente", afirmó en una entrevista televisiva desde la prisión. "Sabemos que el Frente Moro de Liberación Islámica es una organización terrorista". El MILFlucha desde hace décadas en el sur de Filipinas por un Estado independiente y es responsable de numerosos atentados.

No obstante, un portavoz del MILF rechazó tales acusaciones. Andal es miembro de la influyente familia Ampatuan.

Su padre, Andal Ampatuan Senior, es el gobernador de Maguindanao y patriarca del clan político de los Ampatuan que dominan desde hace décadas la región a 930 kilómetros al sur de Manila.

El hermano de Andal es además gobernador de la aún mayor región autónoma musulmana Mindanao. A raíz del sangriento incidente, la presidenta Gloria Arroyo- Macapagal se ha distanciado, entre tanto, del clan que hasta ahora era un estrecho aliado de su gobierno. Andal es sospechoso de haber asaltado el lunes con 100 hombres armados el convoy de familiares de su rival político.

El grupo, perteneciente al clan de los Mangadadatu, se disponía a presentar la candidatura de Esmael Mangadadatu para las elecciones a gobernador en mayo.

Andal aspira a suceder a su padre como gobernador, por lo que su familia presuntamente advirtió bajo amenazas de muerte a los Mangadadatu contra su participación en las elecciones de mayo.

Los miembros del convoy fueron secuestrados y 57 de ellos fueron decapitados o tiroteados.

La ministra de Justicia aseguró hoy que existen indicios de que las víctimas femeninas, entre ellas la esposa del candidato y dos de sus hermanas, fueron violadas antes de ser asesinadas.

Pese a la tragedia, Magudadatu presentó hoy su candidatura para el cargo de gobernador. "Esto es un nuevo comienzo político en Maguindanao", sostuvo en la oficina de la comisión electoral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)