2 de septiembre de 2016 00:34

Un fuerte terremoto en Nueva Zelanda genera un leve tsunami pero sin daños

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 9
Indiferente 1
Sorprendido 9
Contento 0
Agencia EFE

El terremoto de 7,1 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió ayer, jueves 1 de septiembre del 2016, la costa este de la Isla Norte neozelandesa generó un leve tsunami que no causó daños, informaron medios locales.

La alerta de tsunami que afectaba a la Isla Norte, incluyendo la costa este y la ciudad de Auckland, fue cancelada poco después y defensa civil dio por concluida la alerta, aunque instó a evitar el litoral entre Northland y Gisborne, según la emisora Newstalk.
El Centro de Alertas por Tsunami del Pacífico indicó que la sacudida generó olas de unos 21 centímetros durante unos 16 minutos y recomendó mantener la precaución en las zonas de costa.

El seísmo, uno de los más fuertes en Nueva Zelanda, se produjo a las 16:37 GMT, con epicentro a 167 kilómetros al noreste de Gisborne y una profundidad de 30,7 kilómetros, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos, que mide la actividad sísmica en el mundo.

En las siguientes horas se produjeron varias réplicas, entre ellas una de 6,2 grados y se espera que la tendencia continúe en los siguientes meses, según la agencia geológica neozelandesa, GNS.
"Se prevé una secuencia continua (de seísmos) de magnitud cinco, cuatro", dijo Bill Fry, sismólogo de GNS Science, en declaraciones citadas por el diario New Zealand Herald.

En Nueva Zelanda se producen frecuentes temblores debido a que se asienta en la falla entre las placas tectónicas del Pacífico y Oceanía.

El país registra unos 14.000 terremotos cada año, de los que entre 100 y 150 tienen la suficiente potencia como para ser percibidos.
La Isla Sur del archipiélago sufrió en febrero de 2011 un devastador temblor de intensidad 6,3 que costó la vida a cerca de 200 personas. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)