21 de febrero de 2017 11:04

Plantón en el CNE; Ejército pide reunión al Comando Conjunto

En las inmediaciones del CNE, en Quito, se concentraron cientos de personas para demandar transparencia en los comicios. Foto: Eduarto Terán / EL COMERCIO

En las inmediaciones del CNE, en Quito, se concentraron cientos de personas para demandar transparencia en los comicios. Foto: Eduarto Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 176
Triste 2
Indiferente 8
Sorprendido 15
Contento 453
Varias redacciones
(I)

Los comicios del domingo y la difusión de sus resultados generaron preocupación en las FF.AA. El Consejo de Generales del Ejército pidió ayer, 20 de febrero, que se respete “sin condición ni presión alguna” el pronunciamiento de los ciudadanos.

“Las FF.AA. se permiten hacer un llamado a los organismos competentes del Estado a velar por el respeto estricto a la voluntad de nuestros mandantes expresada en las urnas, ya que es deber sagrado de las instituciones no desconocer la voluntad ciudadana”.

El Ejército aclaró que no toma partido alguno y dijo que observará “que la voluntad del pueblo se garantice al cien por ciento”. Y exige un “ágil y transparente escrutinio electoral por el bien de la convivencia pacífica de la Patria”.

En tanto, el jefe del Ejército, general Luis Castro, remitió un comunicado al teniente general César Merizalde, jefe del Comaco (máxima instancia entre los soldados).

En el oficio, el comandante de la Fuerza Terrestre pide que tras las elecciones convoque “al Comando Conjunto para analizar la situación actual y de ser el caso realizar un pronunciamiento oficial de manera urgente sobre la participación y responsabilidad de la institución durante este proceso electoral, considerando el respeto al orden constituido y a la voluntad del pueblo expresa en las urnas”.

Castro dice que este pedido lo hace en función de “los posibles escenarios de conflicto que se están configurando.

La seguridad fue reforzada en las inmediaciones de la delegación provincial del Guayas ayer, para evitar incidentes. Foto: Enrique Pesántez / EL COMERCIO

La seguridad fue reforzada en las inmediaciones de la delegación provincial del Guayas ayer, 20 de febrero, para evitar incidentes. Foto: Enrique Pesántez / EL COMERCIO


Desde temprano, en las redes sociales circularon mensajes que advertían de una posible sublevación del general Luis Altamirano, porque aparentemente se habría negado a enviar “los resultados falsos sobre las elecciones”.

A las 15:27, este oficial, que comanda la Tercera División del Ejército Tarqui, una unidad acantonada en Cuenca, emitió un comunicado y desmintió “falsos rumores”.

Minutos más tarde, a las 16:19, el Ministerio de Defensa publicó otro boletín de cuatro párrafos. Allí, la Secretaría de Estado aclaró que las FF.AA. “garantizan la seguridad en el proceso electoral” y rechazó “enfáticamente” los “falsos rumores” que involucran a militares con una supuesta desestabilización.

En la tarde, al cuartel que comanda Altamirano llegaron militares retirados, que querían hablar con él y saber qué ocurría, pero no pudieron ingresar al recinto militar.

Mientras tanto, desde la mañana hasta la noche, inclusive bajo la lluvia, hubo incidentes en los exteriores del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Quito. Hasta el sitio llegaron, a lo largo del día, candidatos de oposición, familiares de exsindicalistas, líderes políticos, trabajadores, etc. A las 22:00 la gente seguía llegando a la concentración y armaba carpas.

Andrés Páez, candidato a la Vicepresidencia por la coalición Creo-SUMA, estuvo al frente. Alertó sobre un posible fraude electoral para dar más respaldo al candidato de AP, Lenín Moreno, y que él gane en primera vuelta, con el 40% o más de votos válidos.

Páez recibió documentos, en sobres de manila, con actas y fotografías recabadas durante los comicios y que usará como pruebas de las “anomalías” en el sufragio y que afectarían la candidatura de su compañero de fórmula Guillermo Lasso.

Desde allí se hizo un llamado a la ciudadanía para salir a las calles y defender la decisión tomada en las urnas.
El titular del CNE, Juan Pablo Pozo, advirtió que no se podía hablar aún de una segunda vuelta, porque el margen de diferencia era estrecho.

Además, confirmó que existe un 12,22% de actas con inconsistencias, rezagadas o que estaban en procesamiento, hasta el mediodía de ayer.

En cadena de televisión, dijo anoche que como Consejo “hemos dado todas las garantías por lo tanto rechazamos cualquier acto de violencia, presiones ilegítimas de ciertos medios, movimientos o partidos políticos que pretendan torcer la decisión popular”.

Añadió que recibieron los informes de las misiones de observación de la Organización de Estados Americanos, Unasur, y de la Organización Interamericana de Organismos Electorales.
En Guayaquil, el Partido Social Cristiano fue el primero en convocar a una manifestación.

Al Alcalde Jaime Nebot lo acompañaron Cynthia Viteri y Mauricio Pozo, el binomio presidencial del PSC, que -según los resultados preliminares del CNE- serían la tercera fuerza política del país.

En Quito, la primera autoridad de la ciudad, Mauricio Rodas también se dirigió a la autoridad electoral. El burgomaestre consideró injustificable la demora para la entrega de los datos oficiales y que ha dado pie para generar “inquietudes, suspicacias y sospechas de irregularidades”.

De ahí que para garantizar la paz, el orden ciudadano en Quito, hizo un llamado para que el Consejo Nacional Electoral “de manera inmediata presente resultados totales de la elección a través de los cuales se refleje un respeto a la voluntad popular”.

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana, de su parte, llamó al CNE y a la ciudadanía a colaborar para que “la verdad se vea democráticamente reflejada en la tempestiva publicación de los anhelados resultados de estas importantes elecciones, donde se ha expresado la voluntad política de los ecuatorianos”.

Asimismo, el Comité Empresarial expresó su preocupación por la falta de celeridad en la entrega de resultados y exigió al CNE celeridad en el proceso, ya que “lo contrario no hace sino dejar una sombra de duda sobre la transparencia” de los comicios. Y la organización Cauce Democrático publicó un comunicado en el que señaló que el proceso electoral estuvo plagado de irregularidades.

Inexplicablemente -se lee en el documento- el CNE no cumplió con su compromiso de entregar al pueblo ecuatoriano.

Por este motivo, “Cauce Democrático saluda la presencia del pueblo de Quito frente a la sede del CNE y llama a los candidatos que perdieron las elecciones, así como a las organizaciones de la sociedad civil, a respaldar de manera unánime esta movilización popular”.

Los simpatizantes y afiliados a las organizaciones políticas de Creo y Participa, que mantienen una alianza política, respondieron en Cuenca.

Hasta las 20:00, en Riobamba, decenas de personas permanecieron concentradas en los exteriores de la Delegación Provincial del Consejo Nacional Electoral en Chimborazo.

Ellos protestaban por supuestas irregularidades en el proceso electoral. La convocatoria también tuvo eco en las afueras de la dependencia electoral de Tungurahua, a donde acudieron simpatizantes de Lasso y Concertación.

En contexto

El Consejo Nacional Electoral ofreció tener los resultados finales y oficiales de la elección de Presidente y Vicepresidente de la República en tres días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (129)
No (37)