13 de April de 2010 00:00

Los taxistas sin permisos pidieron su regularización

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Quito

Con ollas, silbatos y pancartas, los taxistas informales protestaron ayer por su legalización en la entrada de la Comisión Nacional de Tránsito.

La calle  Juan León Mera, entre la avenida Colón y La Pinta, se llenó con decenas de  taxistas que con fuertes gritos pedían que se los regularice. Sus esposas, amigos y familiares también se hicieron presentes.



20 empresas
de taxis, que funcionan en Pichincha, estuvieron presentes ayer en la protesta.

Los acompañaron desde las 04:00 para alentar a que los conductores que circulaban por el lugar los respaldaran  tocando  sus bocinas.

 “No somos delincuentes, queremos trabajar”, fue el grito unánime de todos los asistentes, que ocupaban ambas aceras de la transitada vía. Los conductores de buses y autos particulares los apoyaban pitando en cada cambio a luz roja del semáforo en la intersección con la avenida Orellana.
 
En medio de la euforia, los principales y delegados de la Comisión Nacional de Tránsito los recibieron en nombre de Ricardo Antón, director nacional de

Tránsito.A las 09:00, Mauricio González y Víctor González, presidente y gerente de una de las compañías protestantes y representantes de los taxistas informales, ingresaron en la entidad para mantener una reunión a puerta cerrada.

En las afueras del lugar, la gente continuaba silbando. Muy molesta y con una pancarta que llevaba como lema “Las cooperativas ya cumplimos  todos los requisitos”, Vicky Bastidas gritaba: “Ahora les toca cumplir a ustedes”. Bastidas acompañaba a su esposo Carlos Frutos, quien es conductor. La compañía en la que trabaja no está autorizada para circular.

Bastidas dijo que madrugaron para hacer presencia desde las 04:00 con el fin de que esta sea la última vez que su protesta quede sin respuesta. Ella y sus colegas, Fausto Melendrez, Patricio Borja y Jaime Frutos recordaron que la promesa de legalizarlos viene desde las campañas electorales del presidente
Rafael Correa y del alcalde Augusto Barrera.

Borja, quien protestaba golpeando una olla, aseguró que las compañías de Pichincha ya cumplieron con todos los requisitos que les solicitaron para regularizarlos.

Asimismo, Frutos acotó que incluso algunos se endeudaron para  adquirir un vehículo modelo 2006 en adelante porque eso también les solicitaron. “Lo único que queremos es trabajar tranquilamente. La Policía nos detiene constantemente y eso no puede continuar así”.

Cerca del mediodía, los representantes salieron contentos. Después de varias horas de reunión, las autoridades les aseguraron que el próximo lunes podrán ver la lista de todas las compañías que cumplieron con los requisitos. Aunque nuevamente les pidieron paciencia, ya que el proceso legal toma tiempo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)