5 de julio de 2017 17:12

Taxistas informales realizaron un plantón frente al Palacio de Carondelet

Taxistas informales realizaron un plantón frente al Palacio de Carondelet. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Taxistas informales realizaron un plantón frente al Palacio de Carondelet. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Belén Merizalde
(I)

Más de 500 taxistas informales se congregaron durante la tarde del miércoles 5 de julio en la Plaza Grande, frente al Palacio de Carondelet, para pedirle al presidente Lenín Moreno que "dialogue con los concejales del movimiento Alianza País para que se agilite el proceso de regularización de taxis".

Según Carlos Santos, dirigente de la Asociación de Taxis Irregulares de Quito, la aprobación de la regularización se ha extendido más de lo que el sector del taxismo informal esperaba. "Es una necesidad urgente, no pueden seguirse extendiendo más porque nosotros estamos ansiosos de poder trabajar amparados por la Ley".

Luego de media hora de hacer sonar pitos y vuvuzelas, una funcionaria del Ejecutivo salió para recibir a un grupo de dirigentes.

"Conocemos que no existen los votos necesarios para la aprobación de este proyecto y son precisamente los votos de los concejales de Alianza País los que faltan. Por ello queremos que el Presidente sea un intermediario de diálogo", señaló Carlos Brunis, presidente de la Unión de Taxistas de Pichincha.

Taxistas informales realizaron un plantón frente al Palacio de Carondelet. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


Mario Guayasamín, concejal del movimiento País afirmó que no se oponen al proceso de regularización. "Estamos de acuerdo en que se necesita regularizar al taxismo, pero lo que esperamos es que se tomen en cuenta ciertas observaciones que hicimos durante el primer debate".

El edil explica que les preocupa que se pretenda realizar un proceso de regularización a través de compañías, empresas o asociaciones. "Queremos que cada interesado sea quien realice su propio trámite de regularización, pues hemos conocido denuncias de los mismos taxistas que indican que se cobran valores por entrar a compañías para poder ser regularizados y con ello se crea un mercado negro que nosotros queremos evitar".

Otra de las observaciones del bloque de nueve concejales de País es que se realice un catastro de los ocho mil posibles beneficiarios de la regularización, con el fin de evitar que aparezcan nuevas personas que no han trabajado en este sector.

Guayasamín además manifestó que se debe realizar un control eficaz para evitar la aparición de nuevos informales.

Según el edil no son solo los nueve concejales de su movimiento quienes solicitan que se tomen en cuenta estas observaciones para que se apruebe la regularización. "Hay otros tres concejales que también han emitido sus criterios respecto a estos temas".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)