10 de mayo de 2017 12:35

Taxis originan caos vehicular en accesos peatonales de centros comerciales

La congestión vehicular en los exteriores de algunos centros comerciales en Quito afecta a peatones y taxistas, que reclaman sanciones. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La congestión vehicular en los exteriores de algunos centros comerciales en Quito afecta a peatones y taxistas, que reclaman sanciones. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 43
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
María Belén Merizalde

Gran congestión vehicular se registra todos los días en las vías en las que se encuentran los accesos peatonales de algunos centros comerciales de la capital.

Uno de los mayores conflictos se registra en el centro comercial Condado Shopping, ubicado en el norte de la ciudad. La calle Leonardo Da Vinci, localizada a un costado del centro comercial se caotiza y los  que transitan por esa vía de doble sentido, deben formar una larga fila para poder desembocar en la avenida De La Prensa.

"Voy más de 10 minutos parado. Esto pasa todos los días y es a causa de los taxis, que hacen doble fila y evitan que se pueda curvar", comentó Fernando Heredia, quien señaló que transita con su vehículo a diario por ese sector.

Algunos condutores prefieren invadir el carril de sentido contrario y poder llegar al inicio de la fila, pero corren el riesgo de chocar o de conflictuar más el tránsito, al no permitir que los vehículos que van en sentido contrario puedan pasar.

Carlos Yupangui, conductor de una unidad de taxi de la Cooperativa 27 de Julio, que tiene el permiso de operaciones otorgado por el Municipio capitalino para prestar su servicio en el exterior del centro comercial, asegura que el caos vehicular se produce por taxis formales e informales que llegan hasta la puerta peatonal y se estacionan formando otra fila, lo que impide la fluidez vehicular.

"Esto ocurre especialmente entre las 15:00 y las 20:00 y pasa a vista y paciencia de los agentes de tránsito, que permiten que otros taxistas se estacionen obstruyendo la circulación", explicó.

Según el COIP la sanción para los vehículos que se estacionen en lugares no permitidos es del 15% de un salario básico unificado y la reducción de 4,5 puntos en la licencia de conducir. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Según el COIP la sanción para los vehículos que se estacionen en lugares no permitidos es del 15% de un salario básico unificado y la reducción de 4,5 puntos en la licencia de conducir. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Para el agente de tránsito Paúl Pambabay el problema radica en la cantidad de taxis que llegan hasta el sitio. "Hay que tomar en cuenta que la ciudadanía tampoco colabora, pues debería ir a las paradas autorizadas, pero por comodidad toman el taxi en la calle", dijo.

Los conductores que se ven afectados por el tráfico que se forma en esa zona reclamaron que los agentes están allí, pero no actúan. "No sacamos nada con que ellos estén parados aquí y no sancionen, por eso la gente hace lo que quiere", dijo Mariana Herrera, una conductora que toma esa ruta para dirigirse hacia su domicilio, en la Mitad del Mundo.

Lo mismo, pero con menor intensidad, ocurre en otros centros comerciales. En la avenida Amazonas, en uno de los ingresos peatonales al Mall El Jardín la situación es similar, pues allí también los taxis arman dos filas para tomar pasajeros.

El artículo 390 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), en el numeral 7 tipifica que la sanción para quien se detenga o estacione en lugares no permitidos, para dejar o recoger pasajeros o por cualquier otro motivo es del 15% de un salario básico unificado y la reducción de 4,5 puntos en la licencia de conducir,

"En primera instancia nosotros hacemos un llamado de atención, pero si ya no cumplen entonces procedemos a sancionar", dijo el agente Pambabay.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)