7 de febrero de 2018 20:54

La tarifa de transporte público podría congelarse hasta que se habilite el Metro de Quito

Una nueva ruta de transporte entre Carapungo y Quitumbre opera desde el pasado 9 de septiembre

El transporte público en Quito. Imagen referencial. Patricio Terán/ Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 18
Ana María Carvajal (I)

El Concejo Metropolitano de Quito tratará este jueves 8 de febrero del 2018 el proyecto de ordenanza sobre política tarifaria en el Sistema Metropolitano de Transporte Público de Pasajeros. La normativa será analizada en segundo y definitivo debate y al finalizar este proceso, se discutirá sobre el Plan de Retribución a la mejora de la calidad en la prestación de este servicio en la ciudad.

Para este tema solo se requiere una resolución del Concejo cuyo trámite se completa en un solo debate. El Cabildo reservó USD 18 millones en el presupuesto del 2018 para aplicar esta medida.

En principio, se plantea una compensación trimestral únicamente para los 2162 buses de empresas privadas que trabajan en Quito y se pagaría de forma trimestral, por un monto de USD 3 000. De concretarse esta resolución, el primer pago se haría en marzo a aquellos transportistas que cumplan igual o más del 75% de los 29 parámetros de calidad del servicio que serán analizados.

Así se retomaría un modelo similar al de la compensación que se aplicó entre febrero del 2015 y junio del año pasado.

Esta compensación reemplazaría la propuesta de elevar el pasaje urbano de 25 a 30 centavos, según adelantó la concejala independiente Daniela Chacón, miembro de la Comisión de Movilidad.

Ella explica que a la Comisión le preocupó que se haya planteado una nueva compensación al transporte público de pasajeros, porque esto podría dejar de lado el trabajo previo para la elaboración del proyecto de ordenanza de política tarifaria.

Por ello, la Comisión decidió pulir el texto y en lugar de plantear un incremento en el pasaje inmediato, fijar un plazo de 90 días para que la Secretaría de Movilidad presente un plan de estructura tarifaria incluyendo el Metro de Quito, la integración con todos los corredores municipales y el servicio que prestan empresas de transporte privadas.

La idea es que la nueva estructura entre en vigencia una vez que termine la nueva compensación que, según Chacón, se aplicaría hasta junio del 2019, es decir hasta el final de la fase de pruebas del Metro, que está prevista para el primer semestre de ese año.
“Es decir, ya no se estaría otra vez en este juego de si se renueva o no la compensación, sino que automáticamente entraría en vigencia la nueva política tarifaria aprobada por el Concejo”, explica Chacón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)