8 de junio de 2016 19:30

Tareas de búsqueda se mantienen en Alluriquín por personas desaparecidas

Pie de fotos. Miembros de la Policía Nacional encontraron dos vehículos, que fueron arrasados por los ríos Toachi y Damas el pasado 25 de abril. Cortesía.

Miembros de la Policía Nacional encontraron dos vehículos, que fueron arrasados por los ríos Toachi y Damas el pasado 25 de abril. Foto: Cortesía.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
María Victoria Espinosa
Redactora (I)

La búsqueda de tres personas en la parroquia Alluriquín, ubicada en el kilómetro 79 de la vía Alóag – Santo Domingo, continua en los ríos Damas y Toachi.

Dos adultos y un menor de siete meses de nacido se extraviaron durante el desbordamiento de esos afluentes, el pasado 25 de abril de 2016.

Desde esa fecha, agentes del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Nacional y del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo han realizado operativos para encontrar los cuerpos de Rodrigo Andrade, 75 años; Miguel Moreno, 55, y Dilan Álvarez, 7 meses.

La búsqueda se mantiene por las orillas de los ríos Damas, Toachi y otros afluentes hasta el límite con las provincias de Esmeraldas y Pichincha.

Pero aún no hay resultados. Las familias y los moradores también armaron un grupo de búsqueda, pero tampoco ha dado frutos. Hasta el 6 de junio de 2016, en el río Toachi solo se encontraron dos vehículos que habían sido arrasados por la fuerza del afluente.

Según el GOE, la búsqueda inició apenas disminuyó el caudal de los afluentes, el 25 de abril. Además, los moradores utilizaron máquinas de la Prefectura y el Municipio para levantar escombros de las calles y casas con la esperanza de que las tres personas se encontraran entre las paredes de las casas que se destruyeron.
Luis Yumbillo es familiar de Dilan Álvarez. Él participó en las primeras tareas de rescate en la casa, el barrio, y a lo largo del río Damas. “Primero se buscó por los escombros que pudimos mover. Luego con máquinas removimos bloques y paredes. En vista de que no apareció. Empezamos a buscar por el río”.

El desbordamiento del río Damas ocasionó que 300 familias se afectaran, 11 casas se destruyeran y cinco personas fallecieran. El presidente de la Junta Parroquial de Alluriquín, Willian Arteaga, señaló que tras 45 días del desbordamiento, la parroquia no puede recuperarse. “Se han realizado mingas. Pero hay personas que perdieron sus viviendas, otras a sus seres queridos y no se les ha brindado ayuda psicológica. Nos hace falta reconstruir a la parroquia”.

El prefecto Geovanny Benítez afirmó que se analiza la reconstrucción y reubicación de los damnificados debido a que existe un informe de la Secretaría de Gestión de Riesgos. En este se detallan problemas por resolver en la parroquia como la reubicación de la población, construcción de un muro de contención, análisis hidrológico, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)