12 de septiembre de 2014 19:29

Supermaxi destaca objetivo del manual emitido por la Superintendencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 2
Carolina Enríquez. Redactora

Corporación Favorita (Supermaxi) ve con buenos ojos que las autoridades promuevan las buenas prácticas para el desarrollo de las actividades comerciales en este sector.

El pasado 29 de agosto del 2014, la Superintendencia de Control de Poder del Mercado emitió el Manual de Buenas Prácticas Comerciales para el Sector de los Supermercados y/o sus Similares y sus Proveedores. Este manual tiene 32 artículos, 36 disposiciones generales, una transitoria y empezará a regir desde el 1 de noviembre próximo.

Corporación La Favorita indicó en un correo electrónico que el Manual “tiene la buena intención de normar la relación entre proveedores y supermercados, tiendas grandes, micro mercados, tiendas de conveniencia y similares; con el afán de que exista armonía en las negociaciones y demás componentes de la relación comercial”.

Según la Superintendencia, uno de los objetivo de este Manual es mantener un equilibrio de las relaciones entre proveedores y operadores, es decir, los supermercados.

La Favorita señaló que su política es conseguir buenos resultados, tanto para la empresa como para sus proveedores.

A través de un correo electrónico, La Favorita señaló que el Manual deberá pasar por una etapa de cambios, que se ajusten a la realidad de las empresas de supermercados y otros negocios afines.

Uno de los objetivos de esta normativa, según la Superintendencia de Control de Poder del Mercado, es establecer correctas relaciones de los supermercados y sus proveedores. Para ello establece una serie de reglas con relación a mecanismos de pago, información sobre los productos, adopción de nuevas tecnologías. No hay regulaciones sobre precios.

Esto lo destacan los directivos de La Favorita. Con relación a los costos, la empresa indicó que establece sus precios en base a las listas que generan los proveedores, de acuerdo a sus costos de producción.

“Gracias a la dolarización, las alzas (de precios) son mucho menos frecuentes (…). Así tenemos que la inflación para productos de consumo masivo ha estado por debajo del 4% en todos los últimos 10 años”.

La empresa adelantó que cumple otras regulaciones establecidas en el Manual, entre las que está la vinculada a respetar los precios de venta al público. El artículo 7 de la norma establece que los operadores deberán vender los productos por encima del costo. Al exhibirlos al público deberá constar su valor real final.

Precisamente, los objetivos claves del documento está que los consumidores encuentren precios justos en el mercado. “Por regla general, no se vende por debajo de los costos de manera permanente pues sería una práctica anticompetitiva. Lo que sí está permitido son ofertas temporales, ya sea para promover o liquidar; pero siempre por tiempo limitado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)