25 de agosto de 2015 10:27

Superintendencia de Economía Popular y Solidaria también liquidó otra cooperativa en Tungurahua

En Riobamba, también se decidió liquidar a la Cooperativa Acción Rural. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

En Riobamba, también se decidió liquidar a la Cooperativa Acción Rural. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 30
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 9
Cristina Márquez

El lunes 24 de agosto del 2015, la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria (SEPS) informó su decisión de liquidar a la Cooperativa de Ahorro y Crédito Cacpet Tungurahua, que opera en Ambato, una ciudad andina del Ecuador. En Riobamba, también se decidió liquidar a la Cooperativa Acción Rural.

Según un comunicado de este organismo de control, ambas entidades financieras infringieron varios artículos de la Ley de Economía Popular y Solidaria y del Código Orgánico Monetario y Financiero.

El gerente de Cacpet y los miembros del Consejo de Administración son indagados por la Fiscalía de Tungurahua. Asimismo, la Fiscalía de Chimborazo también investiga a los directivos de la Cooperativa Acción Rural.

Cacpet Tungurahua, que cuenta con cerca de 25 000 socios, registra pérdidas por USD 3,3 millones, que afectaron al total del capital y reservas, por lo que se encuentra insolvente. El dinero de ahorros y pólizas será devuelto a los socios de acuerdo a un cronograma que se publicará el 1 de septiembre del 2015.

Esta entidad fue sometida a una auditoría financiera que reveló 12 créditos vinculados por USD 1,7 millones. De ese dinero, USD 1,5 millones fueron entregados a dos directivos de la cooperativa. Es decir, 21 veces el monto permitido por el Código Orgánico Monetario y Financiero.

Pero según los resultados de la auditoría, esta no fue la única forma de la que se beneficiaron los directivos de Cacpet. La cooperativa habría vendido cinco casas subvaloradas, dos de ellas al presidente del Consejo de Administración.

Además, se otorgaron créditos por un monto de cerca de USD 6 millones que no cuentan con respaldos como facturas, pagarés, ni letras de cambio a favor de la cooperativa. La mayor cantidad de dinero se entregó a cinco socios, entre ellos el presidente del Consejo de Administración.

“Los hallazgos de la Superintendencia en la cooperativa denotan que ha habido un mal manejo de los recursos por parte de los Administradores; razón por la cual, se ha puesto en conocimiento de la Fiscalía a fin de que proceda de acuerdo con la Ley y realice las investigaciones para establecer las responsabilidades que el caso amerita”, se informó en el comunicado.

Kléver Mejía, intendente general técnico de la SEPS, recalcó que la liquidación de las dos entidades financieras es un caso aislado y que el sistema de cooperativismo en el país es sólido y no registra riesgos. “Queremos pedir a los socios de otras cooperativas que conserven la calma. La liquidación se dio por temas administrativos y no por factores externos que afecten al cooperativismo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)