23 de junio del 2016 00:00

La subasta de medicinas entra en la recta final

Uno de los principales hospitales que entrega medicinas es el Carlos Andrade Marín. Foto: Archivo; Diego Pallero  / EL COMERCIO

Uno de los principales hospitales que entrega medicinas es el Carlos Andrade Marín. Foto: Archivo; Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Diego Puente
Redactor (I)
dapuente@elcomercio.com

El Gobierno continúa con el proceso de compra de medicamentos mediante subasta inversa para toda la red pública de salud. Hasta hoy rige el plazo para firmar los primeros convenios.

Juan Pablo Bermeo, director general subrogante del Servicio de Contratación Pública (Sercop), explicó que la primera fase de la subasta inversa está por concluir. Al momento están adjudicados 177 procedimientos (medicamentos) de un total de 416.

El proceso de este primer grupo finaliza con un convenio marco firmado hoy y que se extiende por dos años.

Cuando se haga la diligencia, los insumos se subirán a un catálogo en Internet que funcionará como una tienda virtual.

Hasta el 31 de este mes el Sercop adjudicará el resto y, según el cronograma que maneja la entidad, hasta el 1 de julio estarán disponibles los 416 medicamentos para alrededor de
6 600 unidades de salud del país que pertenecen al Ministerio de Salud Pública, al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), al seguro militar (Issfa) y policial (Isspol).

El precio referencial para los primeros 177 medicamentos fue de USD 165, pero se pagará USD 60 millones.

Bermeo aclaró que la baja de los costos se debe a un número mayor de participantes en las pujas. También, a la inclusión de empresas del exterior, algo que no ocurrió en el 2011 cuando se hizo un proceso similar.

El funcionario puso como ejemplo la ciclosporina que se usa para evitar que un cuerpo rechace un riñón trasplantado. Según la referencia que dio el Sercop, una pastilla de 0,25 miligramos, llegó a costar USD 2,32 en Ecuador. La misma dosis en Brasil y Bolivia se vendió a 51 centavos en el 2015. Es decir, una diferencia de 448%.
Aclaró que el hecho de que una pastilla no tenga el nombre de una casa comercial determinada no significa que sea de menor calidad. Citó otros casos (ver infografía).

Pero los grupos de enfermos crónicos insisten en que no quieren marcas sino calidad y garantías. Ximena Serrrano, de la fundación Pro Sonrisa, que ayuda a personas con trasplantes, pidió a los laboratorios que ganen que garanticen una buena gestión de farmacovigilancia. Al respecto, la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitario (Arcsa) del Ministerio de Salud es el ente encargado de verificar si es que cumple o no con las especificaciones.

Tras un pedido de información no hay respuestas aún. Se indicó que el lunes se brindaría una entrevista a este Diario.

Según el portal web del Sercop, los controles serán ejecutados por una red de laboratorios nacionales e internacionales, acreditados.
Una vez que el Sercop reciba el resultado de control de calidad de los medicamentos, solicitará a Arcsa que se encargue de la revisión.

Este control a posteriori no convence a todas las farmacéuticas nacionales. Para Miguel Palacios, director ejecutivo de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos (ALFE), no queda claro si el Arcsa hará una visita in situ a los laboratorios internacionales (proveedores). Muchos, según Palacios, vienen de China, India y Colombia.

Otra crítica que hizo ALFE fue la participación desmesurada de productos importados. “No es lo mismo ser una compañía nacional que importa el medicamento a ser una fabricante”. Según Palacios la compra de medicinas del exterior fluctuaría entre el 80 y 90%.

El representante del Sercop respondió que 46 proveedores fueron escogidos para dotar de los 177 medicamentos adjudicados. De ese número, 38 son empresas nacionales y ocho son internacionales.

Juana Ramos, directora ejecutiva de la Cámara de Industriales y Comercializadores de Medicamentos, pidió la intervención de la Superintendencia del Control del Poder del Mercado porque considera que algunos participantes propusieron precios “predatorios” para acabar con la competencia. “Hay diferencia de precios de hasta 30 veces más baratos que el producto hecho en un laboratorio”.

El 1 de agosto se iniciará una segunda fase en la que se comprará un portafolio adicional de 297 medicamentos para tratar enfermedades huérfanas o raras y otros ítems que solo se encuentran en el exterior.

Rectificación

A pedido de María Dolores Zambrano, directora de Comunicación del Sercop


El pedido realizado tiene relación con la publicación del jueves 23 de junio titulada La subasta de medicinas entra en la recta final (párrafos 13 y 14) y dice: Réplica al Director Ejecutivo de ALFE, Miguel Palacios. El SERCOP aclara que los resultados de la compra pública de medicamentos demostraron que la oferta nacional fue competitiva frente a la extranjera: en el 92% de procedimientos ganaron proveedores nacionales y el 8% internacionales. La empresa Kronos, cuyo gerente es Renato Carló, presidente de ALFE ganó para la provisión de 20 tipos de medicamentos por más de 5 millones de dólares y alertamos a la ciudadanía que no ha presentado la documentación habilitante. Lea la carta completa a ALFE en www.sercop.gob.ec.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)