16 de marzo de 2016 07:41

Solca y Ministerio de Salud zanjan sus diferencias

Ayer, en el Ministerio de Salud, se leyó un documento con los acuerdos llegados entre las autoridades y no se dio espacio a preguntas. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Ayer, en el Ministerio de Salud, se leyó un documento con los acuerdos llegados entre las autoridades y no se dio espacio a preguntas. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 85
Diego Bravo
dbravo@elcomercio.com (I)

La reunión entre la ministra de Salud, Margarita Guevara, y las autoridades de los seis núcleos de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca) duró cuatro horas y veinte minutos. Se desarrolló ayer en el edificio del Ministerio de Salud, en el norte de Quito.

El primero en llegar por la mañana fue Solón Espinosa, presidente de Solca Quito. Él bajó de un vehículo y se abrió paso entre las cámaras de los medios de comunicación que se agolparon en el lugar. “¡No voy a hablar!”, alcanzó a decir mientras ingresaba al edificio.

El resto de directivos de la institución hizo lo propio. Ingresaron al edificio y no se supo de ellos hasta las 16:00.

Entonces volvieron a salir con las autoridades de Salud. Tenían otro semblante. Estaban sonrientes; se acomodaron en sillas detrás de una larga mesa en un salón.

La Ministra de Salud se encargó de leer un documento que resumía los acuerdos alcanzados en la cita.

Primero: garantizar el servicio médico especializado en las unidades de salud a escala nacional para todos los pacientes con cáncer. Tanto en las unidades de atención de Solca como en la red pública de salud del país.

Segundo: el reconocimiento por parte de Solca de que el Ministerio de Salud transfirió “oportunamente” -se lee en el documento- el valor correspondiente a la asignación por el impuesto a las operaciones crediticias. Según el Código Monetario, aprobado en el 2014, el 0,5% de esas operaciones debe destinarse a la atención integral de ese mal.

El tercer acuerdo se dio con relación a los montos por la prestación de servicios que realiza Solca a los pacientes derivados del Ministerio de Salud. “Se ha consensuado una deuda de alrededor de USD 50 millones (el corte es el 15 de marzo del 2016) de los cuales USD 20 millones están en proceso de pago y USD 30 millones se encuentran en proceso de auditoría”.

En el documento se aclara que las cifras son dinámicas y que varían conforme se presentan las nuevas atenciones a los pacientes, así como los pagos respectivos.

El cuarto punto de conciliación fue mantener el trabajo continuo y articulado dentro de un “relacionamiento ético y cordial entre ambas instituciones para la coordinación en el ámbito administrativo que garantice la conciliación de cuentas”.
Además, ambas partes se comprometieron a realizar reuniones adicionales para solventar cualquier inconveniente que pueda presentarse en el futuro.

El quinto y último acuerdo fue que las acciones adoptadas con salud serán extensivas también al resto de actores de la red pública de salud que también derivan pacientes a Solca como el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Issfa e Isspol.

Al final de la lectura del documento, que duró unos tres minutos, la Ministra y la mayoría de directivos salieron de la sala sin dar espacio a preguntas de la prensa.

Solamente Solón Espinosa, de Solca Quito, tras ser consultado sobre si estaba satisfecho con los acuerdos llegados en la reunión señaló que “todo estaba firmado”.

Los seis representantes de Solca suscribieron los acuerdos y el documento fue hecho público por Salud.

La cita entre las autoridades se dio luego de que el presidente Rafael Correa dijera en su enlace sabatino pasado que no se reuniría con los directivos de la institución de lucha contra el cáncer, mientras no aclaren la deuda que tenía el Estado y los montos asignados.

“No los recibiré, no me voy a prestar para verdades a medias, aunque aquí (en otro comunicado difundido el 9 de marzo pasado) están reconociendo que les pagamos. Tienen que reconocer todo, que nos sacaron un periodicazo cuando se les había pagado”, enfatizó Correa.

Sobre esas declaraciones no hubo reacciones de los directivos ayer. Ellos, en un remitido de prensa que se publicó en varios medios de comunicación, dijeron inicialmente que la deuda del Estado ponía en riesgo el servicio médico que brinda a los pacientes de la red pública. Incluso hablaron de la paralización de cinco proyectos en Quito, hasta que se entreguen los recursos.
En su momento, el Ministerio de Salud recordó que a Solca se ha entregado alrededor de USD 600 millones durante este Gobierno.

En contexto
En el 2014 se aprobó el Código Monetario. Este obliga a destinar el 0,5% de las operaciones crediticias a la atención del cáncer. El dinero se reparte entre Solca y los hospitales públicos. Otro ingreso que recibe Solca es por las derivaciones médicas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)