17 de septiembre de 2017 00:00

Un sitio web abrirá el camino a la silla vacía en el Concejo Metropolitano

En este año, tres organizaciones lograron un cupo en el Concejo Metropolitano. Foto: Vicente Costales  /  EL COMERCIO

En este año, tres organizaciones lograron un cupo en el Concejo Metropolitano. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana María Carvajal

Desde este mes (septiembre del 2017), la ciudadanía cuenta con una nueva herramienta para acceder a espacios de participación dentro del Municipio de Quito.

En la última reunión de Concejo se aprobó, por unanimidad, la Ordenanza de Gobierno Abierto. Esta dispone que exista una página web en la que los ciudadanos encuentren datos que les permita aportar en las decisiones que se tomen.

Este sitio facilitará el camino para ocupar la silla vacía en el Concejo Metropolitano, un espacio vigente desde abril del 2015. Esta permite a un representante de la ciudadanía convertirse en un especie de concejal en el debate de un tema de su interés y conocimiento. Sin embargo, el acceso a la información de los proyectos de ordenanza en las comisiones implicaba solicitarla en ellas o en la Secretaría del Concejo.

Hasta el 13 de septiembre fueron registradas en la página web del Municipio 34 ordenanzas aprobadas. Pero en el mismo período, solo seis colectivos de hecho o de derecho buscaron ocupar la silla, según el sitio en construcción Gobiernoabierto.quito.gob.ec.
El colectivo Tradición Popular, la Comuna de Santa Clara de San Millán y la Compañía Trans. Latinos no pudieron acceder porque no cumplieron con requisitos de la ordenanza.

Quienes sí lograron esa oportunidad fueron la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, que participó en el proceso de aprobación de la Ordenanza de Gobierno Abierto. Están también en la lista los colectivos ciudadanos de ciclistas y el Colegio de Ingenieros Ambientales de Pichincha, que no pudieron estrenarse en la pasada sesión de Concejo, porque fue suspendida.

La escasez de información podría ser la causa de la poca participación, según la presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana, Daniela Chacón. De allí la importancia de que se aprobara la ordenanza de Gobierno Abierto. Este es un concepto que permite que el Municipio y la ciudadanía se conecten a través de instrumentos tecnológicos y trabajen en la solución de problemas, de forma democrática.

En el sitio de Gobierno Abierto deberán constar los proyectos de ordenanza que se tratan en las comisiones. Para que una organización pueda participar, debe designar a un representante y solicitar su acreditación en la Secretaría del Concejo antes de que se emita el informe para primer debate.

Chacón subraya que, además de brindar esa información, el Cabildo tiene la obligación de difundir los derechos de los quiteños y los pasos que deben seguir para poder ejercerlos.

Las organizaciones deben probar que conocen y están inmersas en el ámbito en el que se desarrollará el proyecto de ordenanza. Por ello, el colectivo de ciclistas, representado por Galo Cárdenas, consiguió su lugar en la Sala de Sesiones. Ellos participarán en los debates del proyecto de ordenanza que busca regular, facilitar y promocionar la movilidad en modos de transporte sostenible en el Distrito.

Cárdenas afirma que el procedimiento para ocupar la silla vacía es relativamente simple, pero que lo complejo está en el proceso de llegar a acuerdos con los distintos actores que intervienen en la construcción de una ordenanza.

Según su criterio, los sectores ciudadanos deben ser críticos, pero a la par, deben participar en los procesos y aportar como representantes de intereses legítimos.

La Secretaría de Planificación está a cargo de la estructuración del sitio web de Gobierno Abierto. Su principal, Andrés Isch, explica que este tipo de mecanismos permite una mejor gobernanza, para acercar la toma de decisiones a los ciudadanos.

En ese sitio, que está previsto que se lance en octubre próximo, habrá indicadores con georreferenciación, que permitirán entender el trabajo municipal en distintas áreas y habrá, además, una sección dedicada a las propuestas dentro del Concejo. La idea, según Isch, es que la información desplegada sea útil para sectores académicos, productivos, sociales, entre otros.

¿Cómo ocupar la silla vacía?
Las organizaciones pueden designar­ a un representante mayor de edad que no haya sido funcionario público ni candidato a concejal o alcalde.

Las agrupaciones deben tener rela­ción con el tema que se tratará, y al solicitar participación deben dejar en claro su posición al respecto.

La Secretaría tiene 5 días para procesar solicitudes de acreditación y solo las recibirá antes de que la comisión apruebe el informe para primer debate.

La Comisión debe invitar al representante a todas las sesiones sobre el tema y darle una copia íntegra del expediente. Su asistencia no es obligatoria.

El delegado puede participar en todo el proceso previo a la aprobación de una ordenanza. En las reuniones de comisión tendrá voz, pero no voto.

Si hay dos o más acreditados a ocupar la silla vacía y están en desacuerdo, todos participarán en la reunión del Concejo con voz, pero sin voto.

El Concejo debe convocar al representante a todas las sesiones ordinarias o extraordinarias que se planifiquen para tratar el proyecto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)