19 de mayo de 2016 23:25

Moradores de Nuevo Correagua, en Portoviejo, recibieron donaciones

En el barrio del barrio Nuevo Correagua de Portoviejo recibieron donaciones tras el sismo

En el barrio del barrio Nuevo Correagua de Portoviejo recibieron donaciones tras el sismo. Foto: Santiago Sarango/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Santiago Sarango

En una visita a la comunidad de Correagua, este jueves 19 de mayo de 2016, María Falcones, representante del COE parroquial de Charapotó, en conjunto con militares de las Fuerzas Armadas del Ecuador, realizaron la entrega de donaciones de agua y víveres a los damnificados del barrio Nuevo Correagua de Portoviejo.

Según Falcones, en el lugar existen 50 familias afectadas por el movimiento telúrico del pasado 16 de abril de 2016. Desde entonces, según la representante del COE parroquial, la ayuda ha sido constante. “Las entregas se realizaban hasta tres veces por semana. En la actualidad, las visitas se redujeron a una vez debido a la disminución de las donaciones que se recibe para los damnificados”, comenta.

Fanny Morales, una de las beneficiarias de la visita del COE parroquial, expresa que la ayuda que han recibido después de suscitarse la tragedia del terremoto ha sido oportuna. Sin embargo, existe preocupación porque las entregas empiezan a reducirse.

La mujer tiene tres hijos y las raciones que se les entregan alcanzan para tres días. Ella y su familia se niegan a abandonar su propiedad, pese a que existen afectaciones en las estructuras y las paredes. “Nosotros sacaremos todas las cosas de las habitaciones y dormiremos en el patio. Con los últimos sismos, nos sentiremos con menor riesgo en los exteriores de nuestro hogar”, comenta.

Precisamente, Falcones cuenta que lugares en donde los pobladores se han negado a trasladarse a los albergues son puntos sensibles, que necesitan ser atendidos constantemente. Por ejemplo, en Puerto Salinas existen 20 hogares con problemas, en Cañitas 120 y en Laguna 115. "Colaborar con el bienestar de la población que reside en tales lugares es un esfuerzo solidario que no debe ser olvidado por las autoridades y la comunidad", apela la delegada del COE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)