20 de abril de 2016 08:35

Un sismo de 5,6 grados golpea el noreste de Japón sin alerta de tsunami

Miembros de los servicios de rescate trabajan en la búsqueda de víctimas en el lugar donde se produjo un corrimiento de tierra tras un terremoto de 7,3 grados registrado la semana pasada. Foto: EFE

Miembros de los servicios de rescate trabajan en la búsqueda de víctimas en el lugar donde se produjo un corrimiento de tierra tras un terremoto de 7,3 grados registrado la semana pasada. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 27
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 1
Agencia EFE

Un sismo de 5,6 grados en la escala abierta de Richter golpeó hoy, 20 de abril, el noreste de Japón sin que la agencia meteorológica nacional (JMA) emitiera la alerta de tsunami ni se informara de daños en la región.

El temblor se produjo a las 21:19 hora local (12:19 GMT) a unos 40 kilómetros de profundidad y con epicentro en el mar, a unos 60 kilómetros al este de la localidad costera de Soma, en la prefectura de Fukushima.

Por el momento no se ha informado tampoco de ninguna anomalía en la accidentada central de Fukushima, situada a unos 80 kilómetros al suroeste del epicentro.

El temblor fue sentido especialmente en las prefecturas de Fukushima, Miyagi e Iwate, las tres más afectadas por el terremoto y devastador tsunami posterior que dejó el 11 de marzo de 2011 más de 18 000 muertos y provocó en la mencionada central el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986.

El terremoto de hoy llegó a alcanzar el nivel 3 en la escala japonesa, que se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor, en varias localidades de estas tres prefecturas.

El sismo se produce apenas unos días después de que dos terremotos, los más destructivos desde la tragedia de 2011, golpearan la isla japonesa de Kyushu, en el suroeste del país, donde hasta el momento se registrado 48 muertos y más de mil heridos y donde más de 125 000 personas siguen evacuadas por las réplicas.

Japón se asienta sobre el llamado anillo de fuego, una de las zonas sísmicas más activas del mundo, y sufre terremotos con relativa frecuencia por lo que las infraestructuras están especialmente diseñadas para aguantar los temblores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)