21 de abril de 2016 23:37

Un nuevo movimiento telúrico de 6,2 grados se registró en Ecuador

Los pobladores de Bahía de Caráquez salieron a las calles al sentir el sismo de 6.2 grados en la escala de Richter la noche de este jueves 21 de abril del 2016. Foto: EL COMERCIO

Los pobladores de Cojimíes salieron a las calles al sentir el sismo de 6.2 grados en la escala de Richter la noche de este jueves 21 de abril del 2016. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 217
Indiferente 6
Sorprendido 25
Contento 12
Varias redacciones

Las personas que se encontraban en los locales comerciales de Cojimíes, en Manabí, salieron a las calles apenas sintieron el movimiento telúrico. Fue de 6,2 grados de magnitud, según el informe preliminar del Instituto Geofísico.

Fue el más fuerte, de entre siete réplicas registradas entre las 22:03 y las 22:53 el 21 de abril del 2016. Se sintieron con más fuerza en las zonas que fueron afectadas por el terremoto de 7,8 grados de magnitud del pasado 16 de abril.


A más de la zona afectada por el terremoto, el sismo fue sentido también en las ciudades de Santo Domingo de los Tsáchilas, Quito y también en Esmeraldas. En la capital de la Provincia Verde las personas también salieron a las calles, muy asustadas.

Las personas también salieron a las calles en Esmeraldas. Foto: EL COMERCIO

Las personas también salieron a las calles en Esmeraldas la noche del 21 de abril del 2016.  Foto: EL COMERCIO


Las ventanas de las casas vibraron y los conductores que a esa hora se movilizaban por las calles tuvieron que parar y esperar a que pasaran los movimientos. El más fuerte se produjo a una profundidad de 10 kilómetros.

El epicentro fue en el océano Pacífico, frente a Bahía de Caráquez, Jama y Pedernales. En la ciudad de Bahía se encontraba el presidente de la República, Rafael Correa acompañado por el ministro de Agricultura Javier Ponce.

Horas antes visitó los albergues y casas de salud que se montaron para atender a los damnificados del terremoto del sábado.

El Mandatario anunció que pasaría la noche en esa ciudad y que pasadas las 21:00 recorrería la ciudad para verificar los daños.

En su cuenta de Twitter, Correa dijo, citando a los técnicos del Geofísico, que este tipo de réplicas son normales, luego de lo ocurrido en Ecuador. Y que la población debe estar preparada y con calma porque en promedio se debe esperar unas diez réplicas de esa magnitud.


En Quito el movimiento generó preocupación, pero no hubo escenas de pánico.

Guayaquil también sintió los sismos. La gente salió a la calle en la Séptima y Camilo Destruge. Hasta las 22:40, no quería ingresar a los hogares.

En Cojimíes pensaban dormir a la intemperie.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (188)
No (21)