26 de septiembre de 2014 18:31

Son necesarios de 12 000 a 15 000 rebeldes sirios para frenar a grupo EI

Un rebelde sitio pelea contra los yihadistas. Foto:  Baraa Al-Halabi / AFP

Un rebelde sitio pelea contra los yihadistas. Foto: Baraa Al-Halabi / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP
Washington

Se precisa una fuerza de 12 000 a 15 000 rebeldes sirios, tres veces el número de combatientes que entrena Estados Unidos, para frenar el avance del grupo Estado Islámico (EI) en el este de Siria, dijo el viernes el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Martin Dempsey.

"Estimamos que serán necesarios entre 12 000 y 15 000 hombres para recuperar el territorio perdido en el este de Siria", afirmó Dempsey durante una conferencia de prensa en el Pentágono.

El plan de que instructores militares de Estados Unidos entrenen y armen a unos 5 000 reclutas el próximo año nunca se presentó como que fuera el número total de tropas formadas con las fuerzas rebeldes "moderadas".

"Los 5 000 nunca fue la cifra final...", aclaró el alto mando.

El Congreso estadounidense aprobó la semana pasada el plan del presidente Barack Obama destinado a apoyar a los rebeldes sirios "moderados". Arabia Saudita se ofreció a acoger las sesiones de instrucción.

Es la primera vez que Washington da una cifra precisa del número de hombres necesarios para combatir al grupo EI en Siria.

El general dijo que el apoyo a una fuerza rebelde en el terreno era de suma importancia para frenar a los yihadistas en Siria, algo que no es posible únicamente con los ataques aéreos que viene realizando. Agregó que la campaña, liderada por Estados Unidos, tomará tiempo y que hay que ser paciente.

"Creemos que el camino para desarrollar esto es la oposición moderada siria", dijo. Y añadió que estaba "seguro" de que los resultados del entrenamiento serían positivos.

"Tenemos que hacerlo bien. No rápido", comentó.

"Tenemos que tener líderes militares que los unan (a los rebeldes). Tienen que tener una estructura política en la que se puedan enganchar, y por lo tanto respondan a ella. Y eso va a tomar algún tiempo, consideró Dempsey.

Preguntado quién era el jefe de la oposición que estaba recibiendo ayuda de Estados Unidos, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, dijo que no había ningún líder por el momento, ya que Washington estaba examinando los posibles candidatos.

"No tenemos un líder (...), sobre eso estamos investigando y continuaremos haciéndolo a través de nuestros aliados regionales, el Departamento de Estado y los servicios de inteligencia...", aseguró. "No vamos a decirles quiénes deben ser sus líderes", acotó.

Hagel indicó que hubo un total de 43 ataques aéreos en Siria esta semana y unos 200 en Irak desde el 8 de agosto que han dañado al EI, pero que aún quedaba una larga lucha contra la organización islamista.

"También quiero hacer hincapié en que no hay nadie aquí que se ilusione con que los ataques (aéreos) bastarán para destruir al EI", subrayó Hagel.

Esos ataques son "un elemento de nuestra más amplia y abarcadora campaña contra el EI, una campaña que tiene frente diplomático, económico, de inteligencia y otros componentes militares, en colaboración con socios de la coalición y un nuevo gobierno en Irak.

Hagel señaló también que el costo de la guerra aérea de EE.UU. era de entre siete y diez millones de dólares por día y reconoció que el gobierno de Obama tendría que pedir al Congreso más fondos para cubrir las operaciones en los próximos meses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)