23 de marzo de 2015 22:02

Siete niños de una misma familia mueren en un incendio en Nueva York

Un feroz incendio destruyó una vivienda en el barrio de Midwood, en Brooklyn, Nueva York. Foto: AFP

Un feroz incendio destruyó una vivienda en el barrio de Midwood, en Brooklyn, Nueva York. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Nueva York

Siete niños de una misma familia fallecieron hoy (21 de marzo de 2015) en Nueva York en un feroz incendio declarado en una vivienda del distrito de Brooklyn y que se inició, según las primeras investigaciones, en una placa eléctrica utilizada para mantener comida caliente.

La madre y otra menor, que lograron salir de la casa saltando desde una ventana en el segundo piso, están en estado crítico, informaron las autoridades.

Los fallecidos son tres niñas de 8, 12 y 15 años, junto a cuatro niños de 5, 6, 7 y 11 años, que dormían cuando se declaró el fuego poco después de la medianoche.

"Esta es la mayor tragedia por un incendio que ha tenido esta ciudad en siete años", señaló en una conferencia de prensa, el jefe de los bomberos de Nueva York, Daniel A. Nigro. "Es una tragedia para esta familia, es una tragedia para esta comunidad, es una tragedia para la ciudad", añadió.

Según las autoridades, el fuego se habría iniciado por un fallo en una placa eléctrica instalada en la cocina y que era utilizada por la familia, de judíos ortodoxos, para mantener comida caliente para el día siguiente.

La práctica es habitual entre este grupo religioso, que tiene prohibido encender fuegos o aparatos eléctricos durante el Sabbath.

Los bomberos encontraron un detector de humos en el sótano de la vivienda, pero según Nigro por ahora no hallaron ninguno ni en el primer ni en el segundo piso, donde dormía la familia.

El fuego ascendió rápidamente por la escalera de la vivienda unifamiliar y, aunque según las autoridades los bomberos llegaron a la escena sólo tres minutos y medio después de recibir una llamada alertando del fuego, no pudieron hacer nada para salvar las vidas de los siete menores.

"Los bomberos lograron entrar, extinguieron el fuego en el primer piso, que había empezado en la cocina, luego subieron y encontraron a los niños en sus habitaciones", explicó Nigro a los periodistas.

El fallecimiento de uno de los menores se declaró en la escena del suceso, mientras que los del resto se certificaron en distintos hospitales a los que fueron trasladados.

Más de cien personas participaron en las tareas de extinción y controlaron el fuego en menos de una hora. En las labores también intervinieron efectivos de Hatzolah, un servicio de emergencias que atiende a comunidades judías.

Según vecinos citados por el diario New York Post, la madre de la familia, con quemaduras y cubierta de sangre tras saltar por la ventana, dio la señal de alarma gritando: "¡mis niños están dentro¡".

La mujer, de 45 años, fue trasladada a un hospital del Bronx, especializado en el tratamiento de personas que han inhalado humos, mientras que la otra superviviente, de 14 años, está ingresada en otro centro médico, también en estado crítico.

El padre de la familia se encontraba fuera de la ciudad, asistiendo a una conferencia, y cuando Nigro habló a los medios aún no había logrado ser contactado, por lo que no se han hecho públicos los nombres de las víctimas.

El suceso se registró en el barrio de Midwood, una tranquila zona residencial de Brooklyn con gran presencia de familias judías, compuesta principalmente de casas unifamiliares y separadas entre sí, lo que hizo que el fuego no se extendiese a otros edificios.

Según dijeron vecinos a The New York Times, la familia había alquilado hace dos años la casa, de ladrillo rojo, y cuyo interior quedó totalmente destrozado por las llamas. El fuego se declaró en una noche que había estado precedida de una fuerte nevada que cayó por la tarde en la ciudad, coincidiendo con la entrada de la primavera.

El incendio es el peor que se registra en Nueva York desde marzo de 2007, cuando diez inmigrantes de Mali, incluidos nueve niños, murieron en un fuego declarado en una vivienda de madera en el Bronx.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)