20 de March de 2010 00:00

El servicio de la niñera es más profesional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 1

Redacción Sociedad
[email protected]



Después de alumbrar a su primer hijo Inti, en noviembre del 2009, la felicidad de Maritza Segura se combinaba con la preocupación. En febrero debía retornar a su trabajo, y una pregunta le rondaba: ¿Con quién dejaría a Inti?

Entonces pensó en contratar una niñera, pero tenía  temores:  lo maltratará, lo dejará llorar, no lo alimentará, etc.  Movida por  la necesidad decidió buscar una. Hizo una lista de requisitos que debía reunir: sentido común, de risa fácil y que no crea en mitos.



Para contratar el servicio de niñeras  por horas, hay que  llamar con cinco horas de anticipación.  Si contrata una niñera permanente, fije un  sueldo.
Antes de seleccionar a una niñera,  analice la experiencia y las áreas de  formación. También considere la edad y estudie varias opciones. Pida un perfil de cada aspirante. 
Haga una lista de los requisitos,  cualidades y aptitudes  que debe reunir la niñera. Para cuidar a los bebés es vital que la niñera conozca de estimulación y de  primeros auxilios.   
Considere  la química entre la niñera y el niño.  De preferencia haga la entrevista  en presencia del infante. Así verá la reacción de las dos partes.
No obligue  ni fuerce  al niño a aceptar a la niñera.  Esto puede causar traumas y malas conductas.
 Si no es de su agrado desde el  inicio, escoja otra opción, con la cual el bebé se sienta más cómodo y relajado.
 Durante la entrevista pregunte  cómo reaccionaría en diferentes casos: atragantamientos,  accidentes, quemaduras, etc. Someta a la niñera a   una prueba de conocimientos sobre  primeros auxilios.
Delimite  las funciones y obligaciones  de la niñera  con el  niño y   en la casa.  Toda niñera es  responsable por las comidas y lavado de ropa del niño.
Defina  un  horario del trabajo de la niñera entre semana  y fines de semana. También un  horario en las noches  y si es necesario el acompañamiento en actos sociales y en viajes.    
La niñera y los padres del bebé   deben actuar en equipo siguiendo el mismo patrón de normas y reglamentos en la casa. Es decir, se debe acordar el régimen de disciplina para el niño.  L os padres deben  mostrar    la casa  a la niñera para que se familiarice. Y deben  dejar  los números de teléfonos y  los de algún familiar,  si son necesarios en caso de   una emergencia. 


 

Envió la lista por e-mail a amigos y familiares, quienes le respondieron que era exagerada.

“Como mamá primeriza quería una persona que no solo cuide de mi hijo, sino que le ayude a desarrollar”, dice. Tras dos meses de búsqueda, una amiga le recomendó Nannys Home, una agencia de niñeras. Allí entrevistó a cinco candidatas. La elegida fue  Germania Taramuel, de 46 años.

De hablar pausado, cabello recogido y mandil blanco,  esta enfermera tiene  15 años de experiencia en el cuidado de infantes. Al consultarle por qué  cambió a los pacientes por niños, su respuesta es inmediata: “Siempre me gustaron los niños. Con ellos me entiendo mejor”.

Sus ojos aún se iluminan cuando recuerda a María José Santillán. Fue  la primera niña en  su carrera de ‘babysitter’. La cuidó desde los ocho días de nacida hasta los siete años.

Desde las 08:30 hasta las 16:30, Germania cuida a Inti, de cuatro meses. La jornada empieza con ejercicios de estimulación.

En  la cama le enseña a gatear y a sentarse por sí solo. Las manos de Inti sujetan los pulgares de Germania e intenta pararse. Las sonrisas de ambos son permanentes.
 
Luego le lee libros y cuentos. El favorito es el de Chin Chin, que trata  sobre el sonido de los animales. El sillón colorido de la sala es el sitio que le gusta al bebé. Cuando la niñera le lee en otro sitio, el niño se muestra inquieto, dice. 

Todas las actividades responden a una planificación semanal, de acuerdo con la edad del niño.

Otro punto que influyó para contratar a Germania fue  el trato con Neu, la mascota de la casa.

La perrita mestiza ayuda en el cuidado de Inti. Cuando el bebé duerme, Neu se recuesta en el umbral de la puerta y ladra cuando el bebé despierta.

Con la niñera, Maritza Segura   perdió lo miedos sobre las niñeras. “Sé que mi hijo está en buenas manos mientras estoy fuera”.

Algunos locales

Nannys Home.  Esta agencia ofrece niñeras, cuyas edades fluctúan entre   los 18  y  55 años. Está ubicada  en la  av. De los Shyris N32-157 y av.  Eloy Alfaro, en el norte de Quito. Los teléfonos:223 8484  y  09 588 7275.   

Utilísima Home Service.   Capacita, selecciona y ofrece  a  niñeras permanentes. Más información en la av. 10 de Agosto N34-601 y Juan Pablo Sanz o al correo [email protected] . Comunicarse al teléfono 331  6584. 

El  Escondite Dulzura y Diversión.  También ofrece asesoría para fiestas infantiles. Dirección: calle Guayaquil 14-72 y Gonzalo Pizarro (Tumbaco). Teléfonos: 237 2299 y 08 443 1395.

Agencia de Empleos Quito. Brinda el servicio de ‘babysitter’ por horas. Atiende en las oficinas en el C. C.  Galería (av. De los Shyris N39-281). Teléfono   226 5298.

Juegos y cuentos son muy útiles

Los juegos y dinámicas  que las niñeras aplican están de acuerdo con  la edad del niño. Los juegos cumplen dos funciones: entretener y educar. Las manualidades entran en esta categoría. Con ellas se busca descubrir y desarrollar las  habilidades del niño. 

Los libros de cuentos,  colores, formas texturas y olores son muy utilizados en el aprendizaje de los niños de 0 a 1 año. Los cuentos son parte de la educación del infante. Después del  año de edad se escogerán libros de mayor contenido.  Esto ayuda a la imaginación y lenguaje.  

La música, desde los  0  hasta los 10 años,  es una herramienta presente en la educación del niño. Los videos o  películas son un complemento en el desarrollo de algunas habilidades. La niñera les asesora.   

Los chinescos o sonajeros  son el juguete recomendado para niños de 0 a tres meses. Porque son instrumentos   que pueden ver y escuchar. Los colores  fuertes y  contrastantes y el sonido que generan despiertan interés  y curiosidad.

Las niñeras tienen una  planificación de actividades semanal. La estimulación a los bebés se  efectúa todos  los días. Además, los paseos o caminatas al  parque los realizan con niños de toda edad. Estas prácticas  ayudan a los infantes  a desestresarse.    

Para niños de tres a seis meses es preferible que  usen juguetes  coloridos confeccionados con distintos materiales, texturas y formas. Esto sirve para estimular los sentidos. Se debe tener cuidado que no sean muy pequeños porque se los pueden llevar a la boca.

Las mascotas de la casa   son una ayuda para la niñeras en el cuidado de los niños. Son buenos guardianes de los bebés. Para los niños mayores de cinco años son un medio para enseñarles a ser responsables.  Hay que cuidar la higiene de la mascota, para evitar enfermedades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)