12 de septiembre de 2017 00:00

Senagua da un espaldarazo a una demanda de la Conaie

Humberto Cholango entregó el viernes el Acuerdo en el VI Congreso de la Organización Kayambi, en Cayambe. Foto: Francisco Espinosa para EL COMERCIO

Humberto Cholango entregó el viernes el Acuerdo en el VI Congreso de la Organización Kayambi, en Cayambe. Foto: Francisco Espinosa para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 11
Redacción Política

El Gobierno desactivó un conflicto que tenía con un frente del sector indígena que estuvo latente por más de dos años. Lo hizo a través de la firma del Acuerdo Ministerial 31-2017, del 22 de agosto.

El documento fue entregado el viernes 8 de septiembre del 2017 en el VI Congreso de la Organización Kayambi, en Cayambe.

La Secretaría del Agua (Senagua) reconoció las diferentes formas de organización que tienen las comunidades para gestionar el agua, en cada zona. Antes, desde 2015, se les exigía que conformen juntas de agua, con base a un reglamento a la Ley de Recursos Hídricos y a un instructivo para normar la constitución de las juntas.

Esa normativa alentó la pugna entre el anterior Régimen y los indígenas, lo que provocó movilizaciones y acciones legales. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) presentó una demanda de inconstitucionalidad al instructivo.

El proceso, presentado hace dos años, sigue en fase de admisión. Yaku Pérez, presidente de la Ecuarunari, señaló que la demanda no será retirada ya que hay otros temas dentro del instructivo que vulnerarían derechos e irían contra la Constitución.

Pérez resaltó “avances” con el nuevo reglamento, pero advirtió que se deben profundizar. La Conaie busca mayor independencia en la administración de las fuentes de agua.

Muchos de los cambios tendrán que pasar por la Asamblea ya que se necesitarán reformas a la Ley de Recursos Hídricos. La Conaie planteará cuatro puntos: prohibición de la actividad minera cerca de fuentes de agua, creación de un fondo nacional del agua, democratización del acceso a este recurso y la creación de un consejo plurinacional (ya existe uno) que tenga voz y voto en las políticas públicas que se implementarán.

El tema del agua fue uno de los que la Conaie trató en la reunión del lunes con el presidente Lenín Moreno. Antes de dar empezar la cita el Mandatario señaló que la organización indígena “es un pilar fundamental para la construcción del nuevo Ecuador”. Jorge Herrera, líder de la agrupación, aclaró que los cambios tienen que ir más allá del discurso.

En la cita estaba previsto que se topen demandas del sector indígena, como el pedido de amnistías (que está en cancha de la Asamblea), educación intercultural, creación de una universidad indígena, entre otras temáticas.

El presidente de la Conaie también reconoció los avances que se ejecutan desde la Secretaría del Agua. Para el sector es importante continuar en mesas de diálogo para avanzar en reformas legales profundas.

La lucha por el agua ha sido una de las principales plataformas de la Conaie durante los 10 años del régimen de Rafael Correa. Humberto Cholango, titular de Senagua y expresidente de la Conaie, lideró la Marcha del Agua, en el 2012, para exigir 19 puntos. Entre ellos constaba la exigencia que no se permita la extracción minera cerca de las fuentes naturales. Ese tema no se ha resuelto hasta la actualidad.

Cholango, ahora como funcionario público, buscará conversar con los sectores involucrados para construir una nueva normativa. “Es necesario llenar vacíos legales y corregir errores”, señaló.

El tema extractivo, la modificación a las sanciones, y la creación de un fondo del agua, constan entre sus propuestas para hacer cambios a la Ley de Recursos Hídricos. Prevé entregar un documento a la Asamblea Nacional hasta finales de este año.

Durante los tres meses de gestión, Cholango ha firmado 3 500 autorizaciones y legalizaciones de directivas de sistemas comunitarios de agua “que estaban represados”.

Otro de los acuerdos que está trabajando es la revisión y la reconstrucción del plan nacional de riego. En su gestión prevé apoyarse en los sistemas de gestión comunitaria para dar mantenimiento y para crear nuevas
estructuras hídricas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)