12 de May de 2010 00:00

WOLA destaca el indulto a mulas en Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Corresponsal en Nueva York y Redacción Judicial

La diferenciación entre el vendedor de droga al menudeo y un narcotraficante, a la hora de establecer una sanción penal, es un paso positivo en Ecuador. A esa conclusión llegó Washington Office of Latin America (WOLA) en su informe Reforma sobre legislación de drogas en Ecuador: generando impulso para un enfoque más efectivo, balanceado y realista.

En Ecuador no se ha hecho una reforma a la Ley 108 de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas, que rige desde septiembre de 1990, pero WOLA basa su reconocimiento en la resolución de la Asamblea Constituyente, del 4 de julio del 2008, para el indulto a las mulas de narcotráfico.

El estudio del organismo, que se hace público hoy en Washington, cuestiona también los procedimientos que se han seguido en Ecuador históricamente para el combate al narcotráfico. Refiere que desde los noventa el país adoptó medidas de control de drogas que no correspondían a su realidad, fruto de la Iniciativa Andina que impulsó Washington en la región en 1989, pese a que “este fenómeno nunca ha sido considerado como una amenaza para esta pequeña nación”.

La Ley 108 es vista en el informe como la causante de injusticias, especialmente contra los consumidores de drogas e inocentes. De 1993 al 2007, la población carcelaria subió de 9 000 a 14 000 presos.

Madres solteras, miembros de las minorías y personas pobres, sin educación, más conocidas como mulas son, en su mayoría, las grandes víctimas de esta legislación punitiva, refiere el documento. “Es raro encontrar un traficante de drogas importante en alguna de las prisiones del país”.

El acuerdo bilateral entre Quito y Washington establecía que además de aumentar el porcentaje de incautación de drogas, de armas y de insumos químicos, Ecuador también debía registrar un incremento del 12% en el número de detenidos por drogas, como condición para la asistencia de Estados Unidos.

Fue así -dice el análisis de WOLA- como los sistemas de Policía y de justicia focalizaron su accionar entre los más fáciles de arrestar, mientras que quienes “mueven los hilos del negocio están bien protegidos y armados”.

La nueva propuesta, según WOLA, comenzó cuando el Estado indultó a los microcomerciantes de drogas logrando una reducción del hacinamiento de las cárceles. En el 2008 -dice- Ecuador llegó a un punto de quiebre abrumado por la sobrepoblación en las cárceles por delitos relacionados con drogas. Entonces, se decidió “emprender una reforma a la legislación sobre drogas que podría resultar más efectiva, justa y humana, trazando así un ejemplo para la región”.

Según el análisis, ahora los jueces también tienen más flexibilidad para determinar las sentencias por delitos de drogas, tomando en cuenta factores como la ausencia de antecedentes criminales. A esto se suma que el artículo 364 de la nueva Constitución señala que “las adicciones son un problema de salud pública”.

Entrevista

Coletta A. Youngers

Investigadora de WOLA, una de las autoras del informe

La asistencia de EE.UU. a Ecuador ha sido sesgada

¿En el estudio se critica la Ley de drogas de Ecuador?

El estudio se enfoca en ley 108, la legislación más dura en América Latina, en la cual tuvo mucha influencia EE.UU. Esta ley trae problemas constitucionales y humanos porque las sentencias de 12 ó 18 años no diferencian entre el vendedor de drogas de la esquina y el gran narcotraficante.

Si se reforma la ley, ¿qué hacer para evitar que Ecuador sea utilizado por los narcos?

Que el peso de la ley recaiga sobre los grandes narcotraficantes y se ataque el lavado de dinero. Ecuador todavía no tiene una propuesta final pero la impresión es que están esbozando una ley de avanzada que busca castigar a quienes mueven el negocio en grande y no dejar que el peso de la ley recaiga en los más vulnerables. Si se logra eso, Ecuador podría ser el modelo para otros países, más cuando hay un movimiento de reformas de drogas en América Latina.

¿Qué papel juega EE.UU.?

EE.UU. ha propuesto principios basados en la legislación estadounidense. En el caso de Ecuador la asistencia económica ha sido muy sesgada a programas de control de drogas en un país donde las necesidades económicas son más graves y muy a favor de la seguridad nacional de Estados Unidos.

¿Cuál es el papel de EE.UU. en la nueva ola de reformas?

Con Barack Obama en lo internacional no hay cambios profundos, pero se nota que EE.UU. ya no está intentando influir mucho en políticas de otros países. México, por ejemplo, habló de legalizar el consumo de drogas y Washington no dijo nada. Cuando México en el 2006 habló de lo mismo, por presión estadounidense abandonó el proyecto. Es notorio que los países están teniendo más libertad. EE.UU. puede aprender mucho de América Latina y hace mucho en no intervenir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)