24 de May de 2011 00:03

Sucumbíos espera hoy una salida al conflicto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las acusaciones siguieron de las dos partes en conflicto. Ayer, la Fiscalía de Sucumbíos conoció la denuncia de un grupo de seguidores de los sacerdotes Carmelitas ante presuntas agresiones que sufrieran en el desalojo de la casa parroquial de Nueva Loja, anteanoche.

Alrededor de las 21:00, unas 200 personas, en especial de la agrupación Carismáticos, marchaban por las calles en apoyo al retorno a Sucumbíos de los Heraldos del Evangelio. Ellos fueron la noche del jueves a Quito, ante el llamado del Nuncio Apostólico. Esto, para encontrar una salida a su polémica presencia.

En el momento en que la marcha pasó por la Casa Parroquial empezaron los incidentes. Carismáticos pidieron que se desalojara a quienes hasta ese momento estaban tomados el lugar.

Los dirigentes de la Iglesia de San Miguel de Sucumbíos (Isamis), que agrupa a los simpatizantes de los Carmelitas, denunciaron que, pese a la presencia policial, nadie evitó que unos 50 carismáticos ingresaran hasta los patios de la Casa Parroquial.

Se produjeron roces, con algunos contusos. Solo al evidenciar el riesgo de un enfrentamiento masivo intervino la Policía y desalojó a unas 15 personas, entre ellas a niños, que se habían tomado el lugar desde el jueves.

Los uniformados rompieron las seguridades de la puerta del salón parroquial y detuvieron a un hombre que supuestamente incitó la toma. Los dirigentes de Isamis dijeron que se trataba de un misionero. Estaba previsto para la tarde de ayer la audiencia de formulación de cargos en su contra.

Anteayer siguieron los roces junto a una capilla que improvisaron los de Isamis, justo en la entrada a la Catedral, para su vigilia. Los Carismáticos insistían en que también se los desalojara de ese lugar. En medio del tumulto se cortó el fluido eléctrico.

El fiscal Over Jaramillo informó a la Intendenta de Policía que él había ordenado el desalojo. La Unidad de Delitos Especiales continuaba ayer con las indagaciones contra 25 miembros de Isamis, sobre quienes hay una denuncia de la orden de los Heraldos por presunto terrorismo.

La gobernadora de Sucumbíos, Nancy Morocho, dijo que monseñor Ángel Polibio Sánchez, delegado pontificio en Sucumbíos, llega hoy a Nueva Loja para anunciar una salida al conflicto.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)