Seguridad

Rusia solicitó la extradición de tres fugitivos que se escondían en Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
8 de July de 2011 00:01

El extranjero fue recluido en el penal García Moreno de Quito. Al mediodía de ayer, Myasnikov M., sospechoso de pertenecer a la mafia rusa, fue llevado del Centro de Detención Provisional (CDP) al pabellón de máxima seguridad.

El extranjero, solicitado por la Interpol, fue apresado anteayer en uno de los valles de Quito, porque Rusia solicitó su extradición.

Una fuente judicial confirmó que el foráneo permanecerá en prisión de tres a ocho días, hasta que se cumplan los plazos que el hombre tiene para apelar. “Caso contrario, será llevado a su país (...) El Gobierno ecuatoriano ya aprobó la extradición de este ciudadano”, precisó la fuente.

En el 2009, la Fiscalía rusa informó que Myasnikov M. estaba en Ecuador. Moscú solicitó su extradición. El Gobierno de Quito la validó, tras la aprobación de la Corte Nacional de Justicia.

Hasta inicios de este año, Rusia ubicó a tres fugitivos de la misma mafia escondidos en Ecuador. Por pedido de la Justicia rusa, Dennis B. fue extraditado el 30 de abril del 2010. Igor O., otro requerido, aún se encuentra prófugo. Y Myasnikov M., el tercer sospechoso, fue apresado anteayer.

A Myasnikov M. se le atribuyen posibles crímenes y tráfico de armas. Por ello, la Interpol rusa lo ubicó entre los más buscados y lo catalogó con difusión roja.

El subjefe de la PJ de Pichincha, teniente coronel José Ortiz, sostiene que el extranjero residía en Ecuador desde el 2006. Agentes que investigan el caso no descartaron que Myasnikov M. hubiese tenido proyectos de ampliar sus negocios. Por ello habría realizado viajes constantes a Perú, adonde Igor O. huyó desde Quito.

Un agente cuenta que al poco tiempo de haber llegado a Ecuador y durante ocho meses, Myasnikov fue gerente de una exportadora de flores, pero luego los propietarios de esa empresa lo despidieron. Entonces, el extranjero empezó a trabajar en una fábrica de estructuras para ventanas, en uno de los valles de Quito.

Una vez que la justicia rusa pidió la extradición -dijo la fuente- se actuó de inmediato. “Pueden existir más miembros de la banda, pero están en Rusia”.

Este no es el primer caso de extranjeros que son detenidos en Quito. El pasado 9 marzo, en una redada, fueron apresados 66 ciudadanos de Oriente Medio.

Allí estaba Ahmed A., quien -según archivos del FBI- tenía nexos con la organización Al Qaeda y su entonces líder Osama Bin Laden.

El caso se manejó con hermetismo, pero tres días después el entonces ministro del Interior, Alfredo Vera, reconoció a este Diario que seis de ellos fueron enviados a Estados Unidos, pues eran requeridos por la Interpol. Luego fue deportado el resto.

La semana pasada, se detuvo en Quito al segundo jefe del Frente 48 de las FARC, alias ‘Danilo’. Antes fueron apresados supues-tos miembros del cartel mexicano de Sinaloa y presuntos miembros de Al Qaeda.

En mayo pasado, Jay Bergman, director de la DEA para Sudamérica, dijo que Ecuador se está convirtiendo en una “Naciones Unidas” del crimen organizado.

Esto, porque -según el funcionario- los “traficantes de drogas, desde Albania a China, lo usan como plataforma para llegar a acuerdos con contrabandistas de cocaína”.

Además, señaló: “Tenemos casos del crimen organizado de Albania, Ucrania, Italia, China, todos en Ecuador, todos consiguiendo su producto para distribuir en sus respectivos países”.

El caso de Myasnikov M. se maneja con cautela en el país. En la tarde, una fuente de Rehabilitación Social contó que la Corte Nacional de Justicia envió una providencia para que el aprehendido permanezca en el penal. Esto, mientras se resuelva su caso.

En la mañana, en el Centro de Detención Provisional, adonde inicialmente fue llevado el preso, los policías decían no saber del caso. Pero una fuente contó que el hombre pasó en las mismas celdas de otros detenidos. Al mediodía se abrieron las puertas metálicas negras y aparecieron varios detenidos, entre ellos Myasnikov M. El extranjero y otros prisioneros pasaban al penal.

En marzo del 2010, el extranjero tramitó su cédula ecuatoriana en el Registro Civil de Quevedo.

En ese documento se dice que él tiene nacionalidad ecuatoriana, pero que se llama Ziga Luis V.

Los policías señalaron que ese documento es adulterado. Pero en los archivos del Registro Civil nacional se dice que el prisionero residió en Guayaquil, que tiene cédula de extranjero con el nombre de Myasnikov M. y que nació el 19 de noviembre de 1976.

Este último dato no concuerda con el que aparece en el página de la Interpol, pues allí se dice que nació el 18 de noviembre de ese año. Policías dijeron que tenía licencia de conducir tipo B, en la que aparece como Ziga Luis V.

La Ley de Extradición

La extradición (petición que un país hace a otro por un fugitivo de su justicia) se concederá atendiendo al principio de reciprocidad. Se concederá por delitos según los cuales las leyes ecuatorianas y las del requirente señalen una pena mínima de un año de cárcel (artículos 1 y 2).

En caso de urgencia, el Presidente de la Corte Nacional de Justicia podrá ordenar la detención de la persona reclamada en extradición, como medida preventiva (artículo 8 de la Ley). El Presidente de la Corte dictaminará si es o no procedente la extradición (artículo 24).

Si la Justicia de Ecuador aprueba la extradición, el Presidente de la Corte notificará al Ministro de Gobierno, quien -por delegación del Presidente de la República- decidirá la entrega de la persona reclamada o denegará la extradición (artículo 17).

Tags