Seguridad

El robo a blindados desata violentas balaceras

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
27 de June de 2011 00:05

Los hombres estaban armados y escondidos en un furgón blanco. Eran 12 y saltaron del cajón cuando un blindado llegó a un masivo centro de comercio en la Villa Flora (sur de Quito). Ocurrió el sábado, un poco antes de las 17:00.

En 19 días, este es el segundo ataque armado a un vehículo que transporta dinero. Otro hecho similar se produjo el pasado 7 de junio frente a la sucursal de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), en las avenidas Gaspar de Villarroel y Amazonas (norte de la ciudad).

En ese asalto, los testigos contaron que los delincuentes apuntaron al guardia con una metralleta y que con tiros al aire se llevaron bolsas llenas de dinero.

En el ataque del sábado, los armados no concretaron el robo, pues el blindado apenas llegaba para llevarse el dinero y cuando intentaban asaltar los guardias del centro de comercio respondieron con fuego y se produjo una balacera. Carlos C. (nombre protegido) contó cómo los armados salieron del furgón y comenzaron a disparar. “Al bajarse del cajón lo hicieron como un asalto comando”. Otra mujer que vende por el sector dijo que tras escuchar los tiros cogió a su pequeño hijo y corrió. “De los nervios, me caí con mi hijo, pero nos salvamos”.

Producto de la balacera, dos celadores y un sospechoso resultaron con heridas en la pierna, brazos y otras partes del cuerpo.

El hombre que supuestamente participó del robo falleció a la 01:00 de ayer y dos horas después fue llevado a Medicina Legal.

Una fuente del Hospital Eugenio Espejo contó que el sospechoso, que tenía unos 35 años, llegó al servicio de emergencias y que los médicos detectaron lesiones por arma de fuego a nivel de la boca. “El proyectil destrozó el paladar y al parecer provocó daños neurológicos (...) Se produjo un paro cardíaco y falleció”, sostuvo la fuente de la casa de salud.

Para Inteligencia de la Policía, los asaltos a blindados son ejecutados por bandas organizadas, que se mimetizan en cada escenario y sorprenden a los guardias.

Desde hace dos años, la Policía busca el rastro de milicianos disidentes de los grupos armados de Colombia que cruzaron la frontera para operar en Ecuador.

Según Inteligencia, ellos están relacionados con cuatro asaltos que conmocionaron a Quito: a la Joyería Terranova, el 16 marzo del 2008; al vehículo blindado cerca de la Virgen de Papallacta, el 20 de noviembre del 2008 (dinamitaron el automotor y supuestamente incineraron USD 1 millón); al blindado en la av. Colón y Reina Victoria, el 6 de marzo del 2009, y al blindado en el patio del Hospital Militar, el 22 de septiembre del 2009.

En esos atracos se utilizaron armas de grueso calibre, como fusiles estadounidenses M-16, de dotación militar, y fusiles rusos AK-47. La Policía incluso identificó a Camilo Vitoviz, ex guerrillero, como un líder de la banda.

El sábado, en el lugar de la balacera la Policía halló un Taurus 9 milímetros, que uno de los desconocidos o abandonó en su huida.

Junto a esa arma, los agentes también encontraron balas. A unos cinco metros se veían los rastros de sangre que dejaron los heridos. Los vecinos estaban asustados. Nadie sabe de dónde salió el camión en el que huyeron los armados. “De pronto apareció ese carro. Unos se subieron en el balde y otros en la moto”, dijo una persona que caminaba por allí.

Estas bandas actúan con tres equipos: de inteligencia, de choque y de logística. El primer equipo busca información interna de los lugares a atacar y planifica el asalto y rutas de escape. En algunos casos, reclutan a empleados de las empresas que atacarán.

El grupo de choque ejecuta el atraco y es “un círculo muy cerrado, con personas de confianza. El de logística busca los vehículos, casas, documentos falsos y hasta la vestimenta para los asaltantes.

Un oficial de la Policía señaló ayer que los agentes investigan si el atraco del sábado tiene relación con los hechos del 7 de junio frente a la sucursal de la CNT.

Desde el 2009, es la quinta vez que se reporta un asalto a un blindado en Quito con características similares. En ellos, los atracadores no dudaron en usar disfraces: trajes de policías, militares, médicos, etc., para dar efectividad a sus golpes. Incluso contaron con logística para interrumpir el tránsito o cambiar el sentido de las vías, con el fin de hallar rutas de escape.

Un testigo que estaba por la Villa Flora hablaba con otras personas y decía que todo fue tan rápido, que duró apenas dos minutos.

“Cuando escuché los tiros me tiré al piso y no vi más. Otras personas corrían por todas partes, pero la Policía actuó rápido”, dijo.

Los gendarmes de la Unidad de Vigilancia Sur evacuaron a todas las personas que se encontraban en el centro de comercio. Sus empleados cerraron las puertas y permanecieron adentro. “Qué feo fue esto”, alcanzó a decir una mujer que se notaba nerviosa.

Gabriela Benítez, la oficial que estuvo al frente de los policías que actuaron en la Villa Flora, confirmó que una camioneta que se usó para el atraco está reportada como robada. “Entre las evidencias tenemos este auto, el furgón”.

Otro hombre que tenía un traje verde tipo militar también relataba desesperado cómo ocurrieron los hechos. “Yo me iba a estacionar allí y vi que del furgón salió un montón de personas y comenzaron a disparar”. Los vidrios posteriores del blindado quedaron pulverizados producto de las balas y el auto era inspeccionado por los agentes. El lugar fue cercado con cintas amarillas.

[[OBJECT]]

Desde el 2008 se reportaron ataques a autos  de seguridad. En  cuatro de ellos  se perdió dinero.

20/11/2008
En Papallacta
Cerca a  la Virgen de Papallacta  fue dinamitado  un auto    blindado. Presuntamente llevaba USD 1 millón.

06/03/2009
Retén en la Colón
Desconocidos vestidos con trajes de policías y militares colocaron  conos   anaranjados para cerrar el tránsito vehicular en la av.  Colón y  Reina  Victoria (norte de Quito).  Al fingir un control, solo   se  permitió el paso de un blindado. Así   asaltaron el auto.               

24/08/2009
El dinero a salvo
Un blindado evadió entre balas un falso retén policial  montado  cerca al   túnel  Guayasamín.      

22/09/2009
Junto a un hospital
Desconocidos vistieron trajes de médicos y una persona  fingió ser  un paciente para  acercarse a un  auto  blindado en el   Hospital Militar, en el sucursal del  Banco Gral.  Rumiñahui. Supuestos policías  montaron un retén   para que los armados escaparan.

25/06/2011
Robo frustrado
Los guardias de seguridad  impidieron  que  12 personas  asaltaran  un blindado en el sur  de la  capital.


Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)